En concreto, Zapatero ha adelantado que el Congreso sería tan pronto como la primera semana de febrero. Una celeridad necesaria para “que el partido afronte una nueva etapa, y que la democracia y los compañeros diseñen el proyecto para los próximos años y lo hagan con total libertad y sentido de la responsabilidad”. Es decir, para intentar agrupar al partido, que ya antes apuntaba grietas, pero que después de un resultado tan duro necesita reagruparse en este momento de “periodo de oposición que tiene por delante”.

Ya llegará el momento de los candidatos
En la reunión de la Comisión Ejecutiva han estado los 37 integrantes. Y los 37 han hablado. El resultado ha sido tan brutal que uno de los líderes presentes en la reunión decía a ELPLURAL.COM que las intervenciones han sido de “unidad, rigor y como un reto a compartir entre todos”. Quizás esto sea sólo en el primer momento, pero lo cierto es que la derrota es tan histórica y tan generalizada por toda España que involucra a todos. Desde luego a Rubalcaba, cabeza de cartel, pero también a otros posibles candidatos en otras regiones que pudieran haber pensado en presentarse ante los demás con ‘buenos o aceptables resultados’. Aunque a la salida de la Ejecutiva, el dirigente manchego, Barreda, ha declarado, crípticamente, o quizás no tanto, que el partido vive “el comienzo del regreso al futuro”.

En la Ejecutiva, según se había filtrado, Rubalcaba hizo un reconocimiento de los malos resultados, pero también puso en valor que “existe un proyecto sólido para trabajar en la oposición”. En fin, preguntado por el tono de las intervenciones y si alguien se había posicionado como posible candidato a sustituirle, Zapatero negó que nadie se hubiera retirado ni presentado como tal, “ya llegará el momento de los candidatos”, ha dicho, y regresó a la necesidad de celebrar el Congreso lo antes posible.

Costara lo que costara
Al aún presidente del Gobierno se le ha preguntado también para que valorara su gestión una vez conocida la dimensión de la derrota de su partido. Y Zapatero ha aprovechado para recuperar la vieja frase que pronunció a la hora de explicar las duras medidas económicas en las que se metió su gobierno: había que tomar aquellas medidas “costara lo que costara”.

Después ha reiterado que “siempre he asumido toda la responsabilidad”, y ha justficado sus decisiones, “era prioritario garantizar la solvencia en una circunstancia que no ha afrontado ningún otro gobierno desde la transición aquí”. “Respeto a aquellos que consideran que se podían haber tomado otras decisiones –ha venido a justificarse-, pero eso es más fácil de decir cuando no se está en el papel de los que las tienen que tomar”. El aún presidente del Gobierno y aún secretario general del PSOE ha parecido que no se arrepentía de sus decisiones cuando ha concluido: “el resultado (electoral) lo tomamos con preocupación, pero lo que nos interesa es que España mantenga su solvencia y que se abra el horizonte de una recuperación que es lo que anhelan los españoles”.

Traspaso de poderes en total cooperación
La presión desde la dirección del PP para que se acelere el traspaso de poderes está en proceso de intensificación. Hasta el punto de que, como ha recogido ELPLURAL.COM, el líder popular Arias Cañete llegaba incluso a sugerir esta mañana “pasar por encima de los requisitos legales” para que el proceso se concluyera lo antes posible. Rodríguez Zapatero ha arqueado sus famosas cejas cuando se le ha preguntado por esta posibilidad de ‘forzar’ la legalidad, y ha recordado el trámite legal necesario, que se inicia con la constitución de las Cortes el 13 de diciembre. A partir de ahí, el proceso, incluido el debate del investidura, “estará en manos de la mesa del Congreso”.

Lo que sí ha asegurado Zapatero es que habrá una total cooperación de su Gobierno. “La disposición por mi parte es de máxima colaboración”, ha resumido, y ha hecho extensible esta disposición a todo su ejecutivo. “La situación es complicada”, ha dado como justificación extra, “y por eso tenemos disposición máxima total para hacer lo que haya que afrontar estas semanas”.