Según fuentes jurídicas, el pleno de la sala de lo penal de este tribunal ha considerado que hay indicios de la comisión de un delito en el chivatazo, pero que no son suficientes para procesar al exdirector general de la Policía, Víctor García Hidalgo; el jefe superior de Policía del País Vasco, Enrique Pamiés; y el inspector de Brigada de Información de Álava José María Ballesteros.