Vox ha responsabilidado de la suspensión de su canal en Youtube, conocida este miércoles, a "activistas de izquierdas", entre los que sitúa al responsable de gestión de contenidos digitales de la Cadena SER.

La formación ultra difundía ayer a través de Twitter la decisión de Youtube de suspender su cuenta y volvía a cargar contra los medios de comunicación. La compañía hizo saber al partido que le explicaba por medios privados las razones de su decisión. Según adelantó El País, todo se debió a que Vox había vulnerado derechos de autor.

Denuncias de tres autores de contenidos

Este jueves, Vox ha vuelto a la carga, otra vez desde Twitter, donde ha afirmado que Youtube le ha comunicado que la suspensión de su canal es consecuencia de una denuncia formulada por los autores de contenidos que la formación ha usado. "Aprovechamos este hecho para mostrar nuestra indignación con la actuación arbitraria de Twitter, Facebook y Google; hipersensibles a las peticiones de los activistas del totalitario marxismo cultural y del establishment", ha remarcado la formación política.