La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano (i), saluda al presidente de Asturias y líder de los socialistas asturianos, Javier Fernández (d), al inicio de la conferencia política que el partido celebra hoy en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid. EFE La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano (i), saluda al presidente de Asturias y líder de los socialistas asturianos, Javier Fernández (d), al inicio de la conferencia política que el partido celebra hoy en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid. EFE



La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ha pedido a los socialistas "unidad" y agruparse en torno a un proyecto que sirva para combatir al Gobierno del Partido Popular, al que ha calificado de “absurdo” por tratar con más "comprensión" a Luis Bárcenas y a los “traficantes de dinero sucio” que a los ciudadanos que están sufriendo la crisis económica.

“Un proyecto para España”
Durante su intervención en el acto de apertura de la Conferencia Política del PSOE, la número dos del PSOE también ha recordado que al PSOE siempre le ha ido bien cuando ha tenido "un proyecto claro para España", mientras que cuando desatiende ese proyecto, se desorienta y busca los votos, acaba perdiendo “las dos cosas: el proyecto y los votos”.

“Sin maquillajes”
De este modo, Valenciano ha abogado porque el PSOE construya “un proyecto claro para España” y se presente a la sociedad sin “maquillajes”. Al mismo tiempo, la dirigente socialista ha dejado claro a “todos” los que han querido darles “por muertos tantas veces” que se equivocarán una vez más porque las raíces del PSOE “son profundas y están profundamente vivas”.

La fortaleza del PSOE
En este sentido, Elena Valenciano se ha mostrado convencida de que el PSOE saldrá reforzado de la Conferencia Política que están celebrando este fin de semana en Madrid. Prueba de ello es que no ha dudado en afirmar que el próximo presidente del Gobierno será socialista. “Ese día llegará y lo celebraremos todos  pensando que no fue fácil pero que hicimos lo que teníamos que hacer, pensando en España y no en nosotros mismos”, ha dicho entre aplausos de los asistentes.

La actitud del Gobierno de Rajoy
La número dos del Partido Socialista ha dedicado buena parte de su intervención a realizar un recorrido por la situación política del país. Así, Valenciano ha cargado duramente contra un Gobierno que está “regateando a los jóvenes el derecho a aprender, obligando a los enfermos crónicos a “pagar para poder vivir” y “despojando de derechos a los trabajadores”.

Petición a Rajoy
Acto seguido, y tras recordar a los “padres amargados porque no pueden atender a sus hijos” y a los “hijos amargados porque no pueden atender a sus padres”, Valenciano ha solicitado a Mariano Rajoy que “diga la verdad y cuide y respete a los ciudadanos” tanto como ha respetado y cuidado a Luis Bárcenas. “Me pregunto si es mucho pedir que los trate como está tratando a los traficantes de dinero sucio”, ha agregado.

El PSOE como alternativa
Ante este Gobierno “absurdo” que “hace daño a todo el mundo” y “no respeta la libertad de quienes no desean ser madres”, la vicesecretaria general del PSOE ha recalcado la necesidad de que el Partido Socialista vuelva a gobernar. “No nos basta con tener razón, tenemos que ganar y gobernar”, ha alertado tras reclamar “unidad” a todos los progresistas para recuperar la confianza de la mayoría de los ciudadanos.

La crisis económica
Respecto a la crisis económica, Valenciano ha proclamado que “la crisis no terminará cuando lo diga el Gobierno, sino cuando termine de verdad para los españoles”, y que frente a la postura del Partido Popular, los socialistas se afanan en construir “una sociedad en la que la desigualdad no se herede de padres a hijos”.

Un proyecto de país
Finalmente, Elena Valenciano ha reflexionado sobre el problema catalán precisando que los socialistas no son nacionalistas porque las fronteras les parecen “inútiles y antiguas” aunque reconoce que no se puede ignorar “lo que está pasando”. Por ello, ha apostado por un proyecto federal de forma que todos los pueblos de España “se sientan reconocidos” con sus propias “singularidades”. Pero eso sí, ha dejado claro que ni el PP puede expedir “certificados de españolidad”, ni los nacionalistas de “catalanidad”.