Lo contaba ayer el diario madrileño La Razón (ver publicación): la senadora y alcaldesa del PP de la localidad toledana de Corral de Almaguer, Juliana Fernández-Cueva, ha sido denunciada ante la Fiscalía por retirar supuestamente “decenas de multas de tráfico a personas afines a su partido, familiares y amigos”, recogía el rotativo de Planeta, que aporta una lista de sanciones condonadas siendo beneficiarios, al menos, un primo hermano y una sobrina de concejales “populares” de esta pequeña localidad manchega.

Entre 50 y 60 multas perdonadas
Según ha podido saber ELPLURAL.COM, Juliana Fernández-Cueva caía rendida ante la súplica y el “mea culpa” mostrado por vecinos beneficiarios de “su bondad”, y no dudaba en retirar las multas de tráfico que afligidamente solicitaban familiares, amigos y allegados al PP. Entre 50 y 60 son las sanciones perdonadas por la alcaldesa entre 2009 y 2013. Sanciones que abarcaban prácticamente todo el arco infractor recogido en el Código de Circulación. Desde aparcar en prohibido, a exceso de velocidad, pasando por conducir bajo las efectos del alcohol, con tasas muy superiores a los 0,25 miligramos por litro que permite el reglamento. Los infractores se arrepentían, pedían perdón y…¡zas!, la multa desaparecía, o en su totalidad o parte de ella.

La denuncia del “cabo Tomás”
Proceso exculpatorio que rehusó secundar la Policía Local de Corral que, lejos de seguir las instrucciones de  Fernández-Cueva para retirar las denuncias, llevaron el caso a la Fiscalía, como ha podido comprobar este periódico al revisar el acta del pleno del pasado mes de noviembre, donde a preguntas del portavoz del Grupo Socialista,  Jesús Zamora, sobre la situación judicial de la alcaldesa y de su primer teniente de alcalde, la senadora dice que “no tienen ningún tipo de acusación ni imputación, que se trata de una acusación realizada por Tomás (Tomás Real Martínez), el Cabo de la Policía Local” (sic). De esta forma, sabemos que el denunciante, en la actualidad de baja laboral, es el máximo responsable de los diez policías que integran la plantilla, por lo que la acusación no es baladí, máxime si como recoge La Razón existe abultada documentación.

El PSOE pide de nuevo explicaciones
La situación es grave. Según fuentes jurídicas consultadas por esta redacción, “la alcaldesa lo tiene muy crudo; hablamos de supuesta prevaricación continuada”. En este sentido, el Grupo Municipal Socialista de Corral de Almaguer exigirá este jueves a Juliana Fernández-Cueva, como ha declarado a ELPLURAL.COM su portavoz, Jesús Zamora, “toda la documentación relativa a los decretos de Alcaldía que ha firmado retirando multas de tráfico a vecinos de la localidad y por los que ha sido denunciada ante la Fiscalía”, al mismo tiempo que le instan a  dar explicaciones urgentes sobre los beneficiarios de esta despótica práctica, “como es el archivo de decenas de expedientes incoados por infracciones de tráfico cometidas en el municipio, supuestamente, por afines a su partido, familiares y amigos”.

“Amistades peligrosas”…
Si a todo esto le añadimos la amistad que le une (o unía) al exsenador autonómico de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, con quien compartió escaño hasta que  el que fuera mano derecha de Esperanza Aguirre dimitiera hace ahora un año de la Cámara Alta al saberse que tenía una cuenta en Suiza por valor de 1,5 millones de euros, su situación política empeora. Así las cosas, un dirigente del PP apunta a este periódico que “Juliana se llevaba muy bien con Granados, hasta el punto de invitarlo en numerosas ocasiones a su pueblo”, añade, “Paco contaba el tirón de la alcaldesa en Corral”, donde el ahora delincuente Granados, preso en la cárcel de Estremera por ser el cabecilla de la llamada Operación Púnica, participó activamente en los actos de coronación de la Virgen de la Muela, compartiendo protagonismo con la secretaria general del PP, María Dolores Cospedal, como recoge la fotografía a la que ha tenido acceso ELPLURAL.COM.

…Y el “ojito derecho de Dolores”
Las mismas fuentes, señalan que la alcaldesa de Corral de Almaguer “no es cualquiera en el partido en Castilla-La Mancha; en Toledo es una de los pesos pesados y la presidenta Cospedal no ha dudado en decir por activo y por pasivo que es una de sus protegidas, o lo que es lo mismo, una de las intocables”. Y razón no le falta a este dirigente conservador, ya que es difícil alcanzar este status “si no cuentas con buenos padrinos, en este caso madrina, aunque hayas sido una de las senadoras del PP menos votadas”, finalizan diciendo.

Los “alcaldesquitamultas” del PP
No deja de ser curioso, pero algo pasa por la cabeza  “automovilística” de los alcaldes del PP, ya que la regidora de Corral no es la primer edil en retirar multas a sus allegados y vecinos, ni la segunda, ni la tercera, ni... Así las cosas, el alcalde toledano de Yuncos, aficionado a condonar sanciones de tráfico,  ha sido condenado a siete años de inhabilitación por prevaricación, pero se niega a abandonar la alcaldía. El regidor de la localidad ciudadrealeña de Manzanares también retiró multas a numerosos vecinos y conocidos, pero el fiscal archivo el caso. Y los hay  que circulan con coches de un muerto y sin seguro obligatorio de accidentes, como el primer edil “popular” de Villamayor de Calatrava, también de Ciudad Real. Casos todos ellos publicados puntualmente por ELPLURAL.COM.