Aznar ha asegurado que se puede salir de la situación económica actual y se puso así mismo como ejemplo en reiteradas ocasiones: "Lo sé, y no necesito que nadie me lo cuente; sé lo que es heredar un 27 por ciento de paro y una deuda alta, sé muy bien cómo recibí la Seguridad Social y terminar con un país con millones de empleo, con estabilidad presupuestaria, con superávit en la Seguridad Social y con una deuda que tenía más crédito que la alemana”.

Según Aznar, España necesita "tomar la iniciativa", que -ha precisado- es lo que él hizo en 1996, "y no estar a merced de los acontecimientos", informa Europa Press.

Un completo desastre
En el tono catastrofista que suele utilizar tanto fuera como dentro de España,  Aznar ha afirmado que el PP recibirá tras las elecciones del próximo domingo, que ha confiado en ganar, un país que es "un completo desastre" y con “una situación muy debilitada”, “un problema que es una cosa muy seria”, ha recalcado.

"España no puede jugársela a una mayoría escueta" 
El expresidente ha llamado a los electores a dar una mayoría absoluta a su partido, porque, en su opinión,    España "no puede jugársela a una mayoría escueta o pequeñita", y ha sentenciado que "vienen tiempos de patriotismo”.

Acusa al Gobierno de debilitar la nación y los pilares democráticos
Como es también habitual en sus intervenciones, Aznar ha cargado contra el Gobierno y los dirigentes socialistas, a los que ha calificado de  "incompetentes, insolventes e incapaces" y a los que acusó  de poner “en cuestión los pilares básicos de la transición democrática” y  "debilitar" la nación española.

Totalmente en serio
Aznar dedicó una breve parte de su intervención al actual líder del PP al perjurar, “totalmente en serio”-precisó- que "nadie tiene más ganas que yo de ver a Rajoy como presidente, a lo mejor incluso más que su mujer y por razones que no hace falta explicar".

El equipo de Rajoy
El expresidente popular dedicó elogios al equipo de Rajoy, que luego matizó: "Tiene todas las capacidades para ser un excelente presidente, es consciente, tiene equipos sólidos y competentes", aunque "en eso no nos lo han puesto especialmente difícil".