Según la declaración, el  sábado, de este abogado experto en fiscalidad, De Goes Ltd., la sociedad británica creada por el entramado del duque de Palma era una firma fantasma en la que constaba él como único empleado y que, desde luego, "no hizo ninguno" de los trabajos por los que esa empresa cobró 420.000 euros del Instituto Nóos.

Dos cuentas en Luxemburgo
Trinxet reveló la apertura de dos cuentas en Luxemburgo, una a nombre de la sociedad de Belice (Blossomhill)y otra para su terminal londinense (De Goes Ltd.) con poderes otorgados por el socio de Urdangarin, DiegoTorres. El abogado preciso que fue en 2006 cuando recibió el encargo de comprar las dos sociedades, informa Público.

Las decisiones las tomaba Diego Torres
Sin embargo, Trinxet declaró que las decisiones sobre esas empresas las tomaba Diego Torres y que era este el beneficiario de las cuentas de Luxemburgo. Según dijo, sus interlocutores eran siempre la mujer de Torres, Ana Tejeiro y sus hermanos, Miguel y Marco Tejeiro. El abogado ha asegurado que ni conocía al duque de Palma ni sabía que estaba detrás del entramado empresarial. Si alguien le hubiese hablado de la implicación de Urdaganrin, ha afirmado, se habría encargado de "explotar comercialmente" la relación.

El testimonio distinto de Miguel Tejeiro
La declaración de Trinxet contradice el testimonio ante el juez, también el sábado, de uno de los cuñados de Torres, el asesor fiscal Miguel Tejeiro, quien aseguró que fueron "el señor Urdangarin y el señor Torres" quienes "a primeros de 2006" le encargaron buscar un experto para crear "una empresa nueva que facturase en el extranjero sobre temas de patrocinio y eventos deportivos pero en el extranjero".

Ninguna Administración pidió a Nóos que justificara el dinero recibido
El otro cuñado, Marco Tejeiro, ha indicado al juez que “ninguna Administración”, ni el Govern balear ni la Generalitat de Camps, “le pidió justificación de los fondos recibidos” por las adjudicaciones de los millonarios eventos de carácter deportivo Fórum Illes Balears y Summit de Valencia, entre 2004 y 2006.

Nóos pagaba 600 euros por plagiar de Internet
Hoy se han conocido más detalles sobre la operativa de las empresas del duque. Según publica El Mundo, Urdangarin tenía empleados a los que pagaba 600 euros al mes por copiar de Internet los informes que luego vendía el Instituto Nóos a precio de oro a grandes empresas privadas y administraciones públicas. Estos trabajadores también han declarado ante el juez, al que han confesado que cobraban por “plagiar” información de la Red sobre responsabilidad social corporativa y estrategia empresarial. Todos han afirmado que se les abonaba el dinero en mano, y algunos han dicho que “en negro”.

Los 690.000 euros pagados por el Villarreal Club de Fútbol
Una de las víctimas de los plagios vendidos por el entramado Nóos fue el Villarreal Club de Fútbol, que abonó a la fundación de Urdangarin 690.000 euros por un informe de 13 folios sobre patrocinio deportivo.