En plena ola de frío un hombre desconocido se ha quedado en calzoncillos a las puertas del Congreso de los Diputados. Rápidamente los agentes que se encuentran siempre en la Cámara se han acercado a él para que se marchase, midiendo su actuación ante los periodistas y curiosos que también se encontraban en el lugar.

El momento ha sido recogido por la periodista parlamentaria Sonsoles Ónega, la cual también ha hablado con el manifestante, el que le ha dicho que se estaba manifestando porque quería “un trabajo, que para eso he estudiado en una de las diez mejores universidades del mundo” y “quiero que en este país la cultura sea considerada una profesión y tenga una remuneración económica”.