Ambos testigos han expuesto estas aparentes irregularidades ante el jurado que juzga al expresidente valenciano y al exsecretario general del PPCV por aceptar, presuntamente, regalos de la red liderada por Francisco Correa y Pablo Crespo. El testimonio más directo ha sido el aportado por el exdirector de esta tienda Antonio del Fresno, que fue despedido en noviembre de 2008 tras recibir una indemnización.

Cuenta pendiente de más de 30.000 por el concepto "Comunidad Valenciana"
Según ha contado, la tienda tenía registrada una cuenta pendiente de pago a la que todos los empleados llamaban "Comunidad Valenciana" con una deuda total de 30.678 euros, y en ella figuraban los nombres de los dos acusados asociados a diferentes cantidades. También incluía el nombre del expresidente de la Generalitat Víctor Campos, el del exjefe de gabinete de Turismo Rafael Betoret -ambos condenados por reconocer que aceptaron regalos de la trama-, el del exdirector general de Radiotelevisión Valenciana Pedro García y los de Crespo y Álvaro Pérez el Bigotes, administrador de Orange Market.

Negociación con Crespo para saldarla
Para saldar esta deuda, habló personalmente por teléfono con Crespo y éste le pidió que emitiera dos facturas: una con el 70 por ciento del importe total y otra con el 30 por ciento restante, ambas a nombre de las sociedades "Servimadrid" y "Orange Market" y haciendo figurar como conceptos diferentes cantidades de tejido. Del Fresno ha contado que confeccionó estas facturas junto a otros compañeros de la tienda haciendo cuadrar los importes de la cuenta con los tejidos, aunque desconoce cómo se hizo el pago de las mismas.

Prendas para cargos del PP en la cuenta de El Bigotes
El testigo trabajó anteriormente en la tienda Milano, entre 2005 y 2006, y asegura que allí vio en diferentes ocasiones a Camps tomándose medidas para la confección de prendas. No recuerda haber visto a Costa pero sí al expresidente valenciano, porque según ha dicho es el único cliente de toda su carrera que le ha pedido un ceñidor central para el pantalón. La tienda, según ha contado, también era frecuentada, por el Bigotes, quien tenía una cuenta de cliente en la que se incluían las prendas de Camps, Costa, Campos, Betoret y García.

Indicaciones para falsear facturas
Antes que Del Fresno, ha declarado durante la sesión de la mañana Javier García, encargado de Forever Young, quien ha asegurado que el consejero delegado de Orange Market, Cándido Herrero, daba órdenes a los empleados para que alteraran sus facturas con la intención de ocultar los productos que realmente pagaba. Este testigo ha contado que Herrero les indicaba los conceptos que debían poner y las empresas a la que debían emitirse y que incluso existían borradores para confeccionarlas, aunque siempre correspondían a ventas "reales" y pendientes de pago.