Se llama Juan Antonio Morales,  fue alcalde del pueblo pacense de Lobón, y ahora es diputado del Partido Popular en la Asamblea extremeña y secretario general del partido en Badajoz. Pero además de como político, tiene otro historial: Dos veces ha pasado por los tribunales.., y dos veces ha sido condenado. En una por injurias; en la otra, por interrumpir a gritos un pleno de otro municipio. Podría pensarse por tanto que lo que sucedió este martes con su tuit no era impensable.

"... que te hubieran dejado en Sierra Leona"
La diputada del PSOE, portavoz en la comisión de sanidad de la Asamblea extremeña, Consolación Serrano, tras confirmarse el caso de contagio de ébola en Madrid colgó un tuit en su cuenta en el que se leía "La decisión del gobierno de traer el virus de Ebola a España, es un atentado contra la Salud Pública. GRAVISIMA DECISIÓN".

La contestación del diputado Juan Antonio Morales no se hizo esperar nada: "Te tenías que haber infectado tú @consoliserrano y que te hubieran dejado en Sierra Leona, a ver si pensabas lo mismo...".



Deseó el contagio de la diputada socialista para que rectificara
Un comentario en la reacción del diputado 'popular' y número dos del partido en Badajoz tan 'medido' que provocó un inmediato revuelo en la red social. El propio Juan Antonio Morales, a pesar de sus antecedentes, se dio cuenta de que otra vez había embestido de manera desmedida, y después de decir que si deseaba a su compañera diputada que se contagiara de ébola sólo para que recapacitara...

... acabó por borrar el tuit de su cuenta pasadas unas horas, eso sí, no sin dejar antes claro lo que él es: un #Patriota

Un #Patriota justiciero
Y seguramente por eso, porque se ve como un #Patriota, como contó la prensa local en su momento, interrumpió el pleno que se estaba celebrando en Valencia del Ventoso, gritando al alcalde del municipio el 7 de mayo de 2013 "¡déjala hablar!", porque se había retirado la palabra a la portavoz del PP después de que el tema fue debatido y votado.

Tras aquel incidente fue condenado por el Juzgado de Primera Instancia de Zafra a dos penas de 600 euros, una por perturbación del orden público, y otra por desobediencia a los agentes de la autoridad, además de una pena de ocho días de localización permanente.



Morales, que se negó a identificarse ante los policías locales que le expulsaron de la sala cuando se produjo el incidente, sin duda por su condición de #Patriota, intentó evitar que le juzgaran en Zafra, arguyendo que era aforado por ser diputado autonómico. Pero la juez, que en la sentencia ya argumentó que como alcalde que había sido, Morales conocía sobradamente las normas que impiden al público interrumpir el pleno, le dijo que el aforamiento sólo es aplicable a delitos, y no a faltas, como era esta vez el caso.

Los concejales de la oposición, vendedores de droga
Por la misma argumentación, tuvo que volver a los tribunales el diputado #Patriota, Juan Antonio Morales, demandado por el PSOE de su pueblo, Lobón, a causa de un 'panfleto informativo' que había sido buzoneado el 12 de julio de 2013 con su firma. En el panfleto, según consta en la resolución del juzgado, llamaba "gandules" a los diputados socialistas, y decía que "lo ganamos (su sueldo) de forma legal, y no por ejemplo, vendiendo droga a los jóvenes de nuestro pueblo".

El exalcalde de Lobón reconoció a la juez, así consta en el auto, que era autor de las frases y que insinuando que los concejales socialistas vendían droga que "se refería a la manera de ganarse el sueldo".



Tampoco esta vez la juez apreció que Morales fuera #Patriota, y como se ve, decidió condenar a Juan Antonio Morales "como autor responsable de una falta de injurias", a la multa de veinte días a razón de 6 euros al día.