El que fuera director de Comunicación del Partido Popular y portavoz del Gobierno de José María Aznar, Miguel Ángel Rodríguez Bajón, se ha animado a insultar a dirigentes de Vox. Concretamente, ha cargado contra el portavoz de la formación ultra, Iván Espinosa de los Monteros, a quien le ha dedicado lindezas tales como “imbécil”.

La trifulca arrancó con un tuit de Espinosa de los Monteros ironizando con que la Cadena SER “está abriendo los informativos” con la noticia que en los últimos días ha azotado a su mujer y presidenta de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, quien firmó documentos como “arquitecto” sin tener el título.

Miguel Ángel Rodríguez tomó sus palabras y le espetó: "Jódete, imbécil: Avalmadrid”, haciendo referencia al caso que salpica a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Conviene recordar que Ayuso fue quien fichó a Rodríguez para su campaña electoral y le devolvió a las tripas del Partido Popular.

Y es que, Vox ha impulsado la creación de una comisión de investigación en la Asamblea de Madrid, aunque de perfil. Los ultras han registrado hasta 40 peticiones de comparecencias, pero ninguna de ellas incluye a Ayuso.

Pero Miguel Ángel Rodríguez no se quedó ahí. “Así os empuren. ¡Idiotas!”.

Tuit de Miguel Ángel Rodríguez contra Espinosa de los Monteros

El caso Monasterio

El escándalo comenzó este lunes, cuando El País desvela que la presidenta de Vox en Madrid firmó planos como arquitecta antes de tener el título. El documento publicado por El País data de 2004 y se observa claramente la firma de Monasterio como “arquitecto”, a pesar de que presentó su proyecto de fin de carrera (PFC), obligatorio para obtener la titulación, en octubre de 2009, mismo año en que se inscribió en el Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM). Y este martes, eldiario.es revela que, además, firmó presupuestos y certificaciones. El escándalo es mayúsculo, pese a lo cual, ella ha respondido con una fotografía embarazada publicada en Twitter.

La dirigente ultra fundó en el año 2000 Rocío Monasterio y Asociados, no siendo hasta 2009 cuando obtuvo el título. En este sentido, ha evitado explicar sus rúbricas y se ha limitado a echar balones fuera. Cuando fue preguntada por el asunto dijo no recordar si era arquitecta en 2003 y se limitó a espetar que “uno puede firmar planos de interiorista sin visado”, al tiempo que alardeaba de montar una empresa muy joven y compaginar trabajo con estudios.

La empresa de Monasterio había realizado ya varios proyectos en Madrid en el año 2009. Uno de ellos, sería irregular, puesto que cuenta con la firma de Rocío Monasterio como “Arquitecto”, cuando aún no tendría el título y, por tanto, no lo era. Concretamente, se trata de la construcción de los tres lofts en la calle Villafranca, número 6.

Según eldiario.es, su rúbrica figura también en un certificado de obra de marzo de 2004. Concretamente, se trata de un documento que firma como “dirección facultativa” de una obra y un presupuesto para una construcción en la calle San Marcos número 24 de Madrid. El importe ascendía a los 57.500 euros con 80 céntimos.

Este certificado incluye una relación de materiales y cimentaciones, estructuras, instalaciones… Es decir, que se llevaron a cabo trabajados de demolición y otro tipo de trabajos.