El jefe de Gabinete del número dos de Interior, Alejandro Sánchez, ha sido imputado por un presunto delito de estafa durante su etapa anterior como alcalde de La Línea de la Concepción, en Cádiz. El cargo popular, conocido por su polémica decisión como regidor de establecer un peaje a los visitantes que atraviesan la ciudad para ir hacia Gibraltar, se enfrenta a cuatro años de cárcel y a un juicio oral en el que se dirimirán sus responsabilidades.

Una doble venta de un local municipal
La Audiencia Provincial de Cádiz ha confirmado la imputación del jefe de Gabinete del Secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, según adelanta El Mundo. A Alejandro Sánchez se le imputa un presunto delito de estafa en la modalidad de doble venta.

Se investiga la anterior etapa de Sánchez como alcalde cuando como presidente de la empresa pública Emusvil, que gestionaba la vivienda pública de La Línea, escrituró un local municipal a nombre de un empresario, que había pagado por él 300.00 euros y, por otro lado, Emusvil paralelamente negoció con otro empresario, llegando a escriturarle el mismo local.

Tendrá que ir a juicio
Sánchez negó ante el juez conocer cualquier extremo de los hechos, pero según declaró durante la fase de instrucción la tercera persona imputada, Mari Cruz Atienza, el alcalde era conocedor de que se estaba realizando una doble venta del local.

La Audiencia Provincial de Cádiz considera que “debe mantenerse la imputación” de Sánchez “por un delito de estafa, en la modalidad de doble venta” y responde al recurso interpuesto por el ahora cargo de Interior que deberá ser en el juicio oral donde se dirima si hubo o no dolo por su parte.

El juez cree que era consciente de la doble venta
El juez instructor cree los imputados en este caso “a pesar de que eran conscientes de que dicha transmisión supondría una doble venta y que, por ende, conllevaría una actuación administrativa injusta (al carecer del más mínimo sustento legal), se dedicaron a buscar un segundo comprador para el citado inmueble”.

El SUP cree que debería ser apartado de su cargo
El portavoz del Sindicato Unificado de Policía (SUP), Javier Estévez, preguntado por ELPLURAL.COM, ha subrayado que aunque hay que poner en valor la presunción de inocencia de Alejandro Sánchez, éste debería ser apartado de su cargo, al estar imputado, hasta que se diriman sus responsabilidades en este caso.

La gestión de Alejandro Sánchez al frente del Ayuntamiento de La Línea fue muy polémica por pretender cobrar un peaje a los visitantes que atraviesan la ciudad para ir a Gibraltar. El entonces alcalde llegó a encargar un estudio sobre su proyecto a los técnicos municipales.