El presidente del PP de la provincia de Valencia, Alfonso Rus. EFE/Archivo El presidente del PP de la provincia de Valencia, Alfonso Rus ha destituido al dirigente 'popular' de la localidad de Alberic, Blai Albarracin. EFE/Archivo



Un año después de que dejara de emitir, la Generalitat trabaja todavía en la liquidación de Radiotelevisión Valenciana (RTVV) con la incertidumbre para cientos de trabajadores que confían en que todavía se pueda reflotar el canal. Mientras, siguen saliendo a la luz los desmanes que los 'gestores' del PP cometieron con dinero público a través del ente, de hecho se computaron como gastos extra fuera de presupuesto hasta 360 millones de euros entre 2000 y 2013 para sufragar "redes clientelares" de apoyo al partido, según denunció la oposición.

Para "cubrir el hueco" que ellos mismos han creado
Pero cuando aún están por depurar las responsabilidades por el hundimiento de Canal 9 la Diputación de Valencia ya ha iniciado los primeros pasos para lanzar un canal de televisión para "cubrir el hueco creado a raíz del cierre de Radio Televisión Valenciana (RTVV)". Así lo recoge el diario Levante, que explica que en breve se publicará en el Boletín Oficial de la Provincia las condiciones del concurso público para adjudicar un contrato para la prestación de un servicio informativo audiovisual.

3,2 millones de euros a una empresa privada para empezar
El montante será de 3,2 millones de euros (IVA incluido) y entre los requisitos técnicos figurará que los candidatos tengan una cobertura del 95 por ciento en el territorio de la provincia de Valencia y que la mayor parte de la programación, un 90 por ciento, deberá realizarse en valenciano. El canal impulsado por la Diputación acogerá también los actos de la institución, es decir, autobombo para el presidente de la misma, el presidente Alfonso Rus, que en el pasado se quejaba de salir poco en Canal 9. La jugada de Rus cuenta con el beneplácito de Alberto Fabra, pues se requiere ajustar a nivel autonómico las licencias de TDT.

Cuando se empezó a informar hace unos días del proyecto televisivo de Rus la MESAV, una asociación que reúne a gran parte de la industria audiovisual valenciana y que denunció el desmantelamiento de Canal 9, emitió un duro comunicado denunciando "la estrategia electoralista del PP en la búsqueda de un medio de comunicación que supla a la radiotelevisión pública que el propio Consejo decidió cerrar unilateralmente".

"Necesidad de propaganda electoral"
"La Diputación de Valencia, con su presidente Alfonso Rus a la cabeza, ha demostrado reiteradamente su interés en divulgar su actividad, en momentos en los que sucesivas encuestas indican la debilidad y la falta de apoyo que están sufriendo las instituciones gobernadas por el PPCV", denunció la MESAV. "La necesidad de propaganda gubernamental, en el período preelectoral en el que nos encontramos está detrás una iniciativa partidista que vuelve a despreciar a un sector que necesita propuestas urgentes de reactivación", alertaron.