Francisca Pol presentó su dimisión alegando que no quería perjudicar a su partido. "Me he equivocado y ha sido una grave metedura de pata. Fue una solemne tontería colgar esa foto en mi muro de facebook", aseguró ayer.

Sigue metiendo la pata...
En su defensa alegó que los altos mandos militares conocían la polémica imagen (que muestra un fotomontaje de Chacón con el pecho descubierto mientras habla con la cúpula del Ejército). "El problema ha sido colgarla en plena campaña electoral, lo que ha amplificado su difusión", argumentó. O sea, que si lo hubiera hecho en otro momento no había pasado nada. Pobre argumento para una persona que ha sido, entre cosas, concejal y diputada en el Congreso.

...incluso presumiendo de 'feminista'
Por si fuera poco el despropósito, Pol defiende que ella en realidad no es así y presume de trabajar como "muchas mujeres" y con  el Institut de la Dona. Precisamente, el Lobby de Dones balear fue una de las entidades que pidió su renuncia por difundir una "una foto falsa y degradante de otra mujer". "La imagen destila el más rancio machismo al rebajar a una mujer que forma parte del Gobierno (...) a un objeto sexual, como ya hasta la saciedad ha denunciado nuestro colectivo en tantos otros casos", rezaba el comunicado del Lobby de Dones.

Pol, según asegura el Diario de Mallorca, seguirá trabajando para el PP desde su despacho de abogados y no piensa renunciar a la militancia en el partido.