Los representantes de la caverna mediática, según el medio desde el que lancen sus proclamas, tienen bien marcada la estrategia, por aquello de no morder la mano que da de comer, normalmente muy bien, por cierto. Se ha visto en las últimas horas con Hermann Tertsch, que desde hace un tiempo ilustra las páginas del monárquico y conservador 'ABC'.  

En ELPLURAL.COM publicamos varios tuits del columnista en los que, primero, lanzaba una andanada a propósito del juicio que se sigue en Mallorca y en el que están inmersos tanto Iñaki Urdangarín, como Cristina de Borbón.

El siguiente mensaje en la red del pájaro azul establecía una relación extraña e inconcebible entre lo que se juzga en las Islas Baleares y el caso del etarra asesino Urrusolo Sistiaga.

La técnica y táctica, bien conocida por todos, apunta a mezclar las cosas para extraer un cierto rédito de 'famosismo' periodístico, del que algunos viven y de manera holgada, desde hace bastante tiempo, en especial desde que algunas 'lideresas' accedieron al poder. El segundo objetivo de la estrategia es desviar la información porque si no ¿A qué viene mezclar ambos asuntos? 

La respuesta a lo publicado por este medio no sorprende por la catadura de quien lo pronuncia y que está pendiente de juicio en relación con otros asuntos, también con la mencionada red social como altavoz, por ejemplo, en un contencioso que mantiene con el periodista Max Pradera

El insulto es algo a lo que está acostumbrado el conocido periodista, cuyos honorarios subvencionados a través de una empresa pública como Telemadrid, a pesar de definirse como uno de los defensores del liberalismo, sonrojarían a cualquiera, sobre todo a los 7 millones de habitantes de esta región que, al fin y al cabo, son quienes le han pagado esos millonarios salarios. 

Las descalificaciones e insultos de Tertsch forman parte de su idiosincrasia desde hace mucho tiempo, una práctica que le ha llevado a sentarse en el banquillo de los acusados en alguna ocasión. En relación con esto último solo cabe recordar el proceso con el Gran Wyoming, que finalmente perdió.

Ahora, ante las referencias del columnista tanto al director de ELPLURAL.com, como a los periodistas 'ninis' que componen esta redacción, sería conveniente saber la opinión de las asociaciones de la prensa.