Felipe González cree que hay una "crisis de liderazgo", aunque ésta no afecta a la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, que, según ha considerado, "tiene una buena oportunidad". Sobre el líder de la oposición, Pedro Sánchez, el expresidente cree que se está "consolidando", pero "le falta recorrido". En cuanto a Pablo Iglesias, lo ve "reinventándose para no aparecer de izquierda radical".

Susana Díaz y Pedro Sánchez
En una entrevista en El País, Felipe González se ha referido a las elecciones andaluzas, y al respecto ha puntualizado que esa crisis de liderazgo de la que habla no se corresponde con la personalidad de la candidata socialista, Susana Díaz, de quien -afirma- "tiene una muy buena oportunidad, y así lo deseo, de tener una mayoría que le permita gobernar". Sobre el secretario general del PSOE, González ha dicho que "Pedro Sánchez se está consolidando. Sin duda alguna. ¿Que le falta recorrido para terminar de consolidarse? Sin duda alguna".

Pablo Iglesias
Sobre Podemos, González declara que "creo que está haciendo un esfuerzo rápido de reinventarse para no aparecer como una alternativa de izquierda excesivamente radical y tiene derecho a hacerlo", y sobre Ciudadanos manifiesta que "me parece inteligente, ocupar un espacio de centralidad que la radicalización hacia la derecha del PP ha abandonado".

La exclusión de imputados de las listas
El expresidente ha valorado, por otra parte, la decisión partidista de excluir  a todos los imputados de las listas electorales, que considera "un error. Preguntado sobre el momento en el que un político debería renunciar a su cargo por estar inmerso en un proceso judicial, González responde que "si le aplicáramos la Constitución en sentido estricto, en el momento en que estuviera condenado, porque la justicia es la que decide si lo inhabilita o no".

No habrá mayorías
González afirma que en España "dentro de un año estaremos probablemente con una especie de arco parlamentario a la italiana", ya que puede darse "un arco parlamentario en el que no habrá mayorías".

Reforma de la Constitución
El expresidente manifiesta que está "orgulloso" del régimen de 1978 "que nos permite votar a quien queramos,  aunque opina que hay que reformar la Constitución "en bastantes sentidos" y "hay que modificar lo que queda obsoleto".

Venezuela
En la entrevista también se pronuncia sobre la situación en América Latina, donde dice que "la defensa de la democracia ha descendido" y declara que "es muy, muy difícil, pero que en Venezuela tiene que haber un diálogo". Y sobre una posible mediación suya,  contesta "Yo nunca le diría no a Venezuela".