En mirar hacia el futuro, refundar el partido y volver a tener la confianza de los ciudadanos. En esto está el PSOE o, al menos, Susana Díaz. Así lo ha dicho este miércoles la presidenta de la Junta de Andalucía, que en el momento en que el PSOE sea capaz de "redefinirse" como el partido "de las grandes mayorías" tendrá "la confianza de los ciudadanos".

Según la secretaria general de los socialistas andaluces, esta redefinición ha de hacerse "siempre como un proyecto autónomo de la derecha y autónomo también de Podemos". Tras la abstención que posibilitó la investidura de Mariano Rajoy, muchas voces acusaron al PSOE de ir por un camino paralelo al del PP, algo que negó el presidente de la gestora, Javier Fernández, al asegurar que facilitar la investidura no significaba ponérselo fácil a Rajoy a la hora de gobernar.

Ahora, con estas declaraciones, Díaz lo reitera. En el futuro del PSOE no hay cabida para el PP, pero tampoco para Podemos. “Un buen ejemplo de que se puede ser autónomo de Podemos y de la derecha es Andalucía", ha dicho, una comunidad en la que los socialistas gobiernan, "el PP está como oposición y Podemos como tortolitos del PP también haciendo oposición al gobierno".

"Redefinir un proyecto ganador y de mayorías"

Díaz ha insistido en que su partido tiene que "redefinir un proyecto ganador y de mayorías" que sea "no sólo para socialistas con carné, sino para millones de ciudadanos que nos han votado o están deseando votarnos".

Preguntada por la actitud del ex secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y de los socialistas catalanes, Díaz ha contestado que está "convencida de que vamos a aportar lo mejor de nosotros mismos porque el PSOE lo merece", mientras que sobre la fecha del congreso federal ha dicho que lo debe decidir la gestora.

Según Díaz, ahora se está "en un momento de gobernanza; los ciudadanos lo que quieren es que se arreglen sus problemas; en este país ya hay gobierno y tiene que haber oposición y quien tiene que liderar esa oposición es el PSOE".

Para ello, ha insistido en que el PSOE "necesita reconstruir un proyecto reconocible" porque "si hay algo evidente en España es que solo si el PSOE lidera una mayoría de izquierdas deja de gobernar la derecha", para añadir que "no es el momento de proyectos personalistas, sino del PSOE, que tiene mucha fuerza". "El PSOE es mucho PSOE", ha concluido.