Lo ha dicho hoy en esRadio, la emisora de Federico Jiménez Losantos, y no de manera casual, el exministro de Aznar  ha resucitado el mismo argumento que utilizó el PP cuando perdió las elecciones de 2004 para acusar al PSOE y en particular a Alfredo Pérez Rubalcaba de llevar a cabo una estrategia conspiratoria de la mano de ETA. En aquella ocasión con el 11-M y ahora con un supuesto cesde de la violencia (que ayer Mayor Oreja tachaba de "final sin final"). Habría que recordar que Losantos es una de las voces de la derecha, junto con Pedro J. Ramírez, que más ha alimentado la teoría de la conspiración del 11-M.

El festival de San Sebastián
Mayor Oreja también ha arremetido contra los mediadores internacionales de la conferencia de paz de San Sebastián, que consideró un “festival”, en la misma línea del periódico El Mundo y otros medios de la caverna , en la que, según ha dicho, “personajes que no tienen nada que ver con el País Vasco” se dedicaron a “disfrutar” de la capital guipuzcoana.

Una España ingobernable para la derecha
El exministro del Interior ha insistido en que la conferencia sobre la pacificación en el País Vasco es “una gran mentira” y “un paso necesario de un proyecto al servicio de ETA”, pero también al servicio de Zapatero, que pretende “una España irreconocible para los valores constitucionales e ingobernable para la derecha”.

Zapatero y ETA, aliados
Preguntado sobre si cree que un comunicado de ETA es inminente, Mayor Oreja ha asegurado que no tiene ninguna "información privilegiada", pero sólo hace falta "reflexionar y profundizar en el proyecto de ETA y su significado, y el proyecto de Zapatero y su significado”, ya que por eso “son aliados potenciales y a veces aliados". O lo que es lo mismo, lanza graves acusaciones basándose sólo en su olfato, sin ningún tipo de prueba.