En su artículo El 11-M y el periódico El Mundo, Eulogio Paz explica cómo Pedro J. ha caído en “un claro error de cálculo y estrategia” con la nueva “serie de grandes portadas y artículos de El Mundo sobre el 11-M”. La razón es que “ha conseguido reflejar más y mejor la autoría del terrorismo islamista en los atentados” gracias a las frases que se han podido leer en las noticias del diario de Unedisa, y que Paz recoge textualmente en su artículo.

Manual para entender el 11-M
Paz explica así que en su intento de defender a Jamal Zougam, El Mundo ha elaborado “una breve y sencilla guía de cómo actuaron los terroristas y un recorrido por los escenarios donde fraguaron la masacre”. En definitiva, “elaborado un pequeño manual muy válido para principiantes y desconocedores de lo que pasó”.

El locutorio de Zougam
Por ejemplo, con su repaso de fechas, el diario recuerda que “fue la Policía comandada por Aznar y Acebes quien detuvo” a Zougam. También reconoce El Mundo que en locutorio del citado anteriormente “había tarjetas de móviles, había terroristas y también estaba El Chino” por lo que existencia de estos tres ingredientes no “era un invento, sino que eran una realidad”.

Los cuerpos congelados de los terroristas
También habla abiertamente El Mundo de que “en el 11-M hubo terroristas y que además algunos de ellos se suicidaron en un piso refugio”. Lo que  además ocurrió “mientras Aznar aún gobernaba” y Acebes era ministro de Interior en funciones. Pero, como recuerda Paz, los conspiranoicos creen que los terroristas habían sido ejecutados y sus cadáveres congelados para llevarles al piso de Leganés. “En cualquier caso, si hubiese sido así, también fue la Policía comandada por Aznar y Acebes quien realizó tal ejecución sumarial”, añade Eulogio Paz.

La finca de El Chino
El diario de Pedro J., a lo largo de sus últimas noticias, también da por válido que “había una finca donde se almacenaron y prepararon los explosivos”, según Eulogio Paz. O que se realizaron “labores de adoctrinamiento” de los terroristas islamistas en unos “pisos de la calle Virgen del Corro”.

La mochila y el árabe
Además, El Mundo recoge la declaración del testigo protegido R-10, que vio a dos de los terroristas entrar en el vagón con una “mochila negra” y, antes de sentarse por separado, “hablaron en árabe entre ellos”. Eulogio Paz ironiza con que los terroristas, pues, no se comunicaban “en vasco ni en castellano, ni en catalán, ni en chino...” Y además “llevaba una mochila. O sea que no hubo alguien que vino de fuera y dejó la mochila en el andén o en los alrededores, sino que ya la llevaba consigo”.

El sindicato que avergonzó a Pedro J.
Por último, Eulogio Paz atribuye la última campaña de El Mundo a que “el asunto de los Tedax y su ex jefe Juan Jesús Sánchez Manzano se les está acabando a los conspiranoicos”. Un asunto por el que el sindicato policial SUP ya sacó los colores a Pedro J. al demostrar que Manzano no era afiliado suyo, como insinuaba El Mundo, sino que además “fue nombrado por Ángel Acebes, Ignacio Astarloa y Agustín Díaz de Mera”, todos vinculados al PP.

Explicaciones, al PP
Es por razones como la anterior, y muchas otras más, por las que Eulogio Paz concluye en su artículo que, en todo caso, quienes tendrían que dar explicaciones sobre el 11-M son José María Aznar, Ángel Acebes y su equipo.  “Y si ellos no la quieran dar, que la dé el nuevo Gobierno de Rajoy, que para eso son del mismo Partido Popular, partido que gobernaba cuando los atentados”.