El secretario de Política Institucional del PSOE de Andalucía, Francisco Conejo -foto-, se ha referido hoy a las informaciones que apuntan a que la trama Gürtel modificó facturas por trabajos electorales realizados para el Partido Popular en la campaña de los comicios autonómicos y locales de 2003, y a que constan facturas del PP de Andalucía y Cataluña, para advertir de “la alteración de la fecha de una factura que corresponde a un periodo electoral en una fecha anterior o posterior es un fraude” y denunciar que si esta formación política “ha alterado” documentación “supondría un dopaje de este partido”.

Gastó más de lo permitido
“Gastar más de lo permitido en campaña electoral es ilegal y, si el PP de Andalucía gastaba más de lo permitido en campaña electoral, actuaba ilegalmente”, ha insistido, por lo que ha exigido explicaciones al presidente regional popular, Juan Ignacio Zoido, sobre las presuntas “facturas bis” de su partido.

Francisco Conejo Francisco Conejo cree que  en PP andaluz  hubo sobresueldos' y facturas bis



Ratificación de sospechas
En Málaga, Francisco Conejo ha alertado de que “este nuevo hecho ratifica las sospechas del PSOE de que la trama Gürtel actuaba en Andalucía”. Según el dirigente regional socialista, está “confirmado” que tanto en el PP como en el PP andaluz “hubo sobresueldos”, que “determinadas empresas se hacían con los grandes servicios” en las campañas electorales de esta formación política y que hubo “facturas bis”, por lo que ha reiterado que “desde el PSOE de Andalucía pedimos que Zoido comparezca y que dé la cara” para explicar “la verdadera contabilidad de su organización” y “que depure las responsabilidades que sean necesarias”.

Montoro y Báñez, ministros contra Andalucía
El secretario de Política Institucional del PSOE andaluz ha lamentado, también, la actuación de dos ministros andaluces, el de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, y la de Empleo, Fátima Báñez, porque “lo único que han hecho por Andalucía es marginarla, discriminarla y despreciarla”, en vez de mostrar “sensibilidad” ante las necesidades de la comunidad.

Montoro "bajo sospecha"
Ha criticado que Cristóbal Montoro “está bajo sospecha”, porque “parece que hace la vista gorda con quienes delinquen y no cumplen sus obligaciones tributarias”, con polémicas tan señaladas como la amnistía fiscal que alcanzó al ex tesorero del PP Luis Bárcenas o su “intento de evitar sanciones a determinadas empresas”, de manera que “ha sumido a la Agencia Tributaria en un caos por las injerencias y la manipulación”.

Báñez, "la ministra del paro"
Conejo ha recalcado, además, que Fátima Báñez es “la ministra del paro y la reforma laboral” que ahora “parece postularse como posible candidata del PP de Andalucía” pese a que ignora sistemáticamente “las necesidades y demandas de los andaluces y andaluzas en su Ministerio”, al rechazar con insistencia el plan especial de empleo que la comunidad reivindica y que “sí aprueba para Canarias o Extremadura”.

Por la Cámara de Cuentas y el Defensor del Pueblo de Andalucía
Igualmente, el responsable regional socialista ha dejado claro que “Andalucía defiende la Cámara de Cuentas de Andalucía y el Defensor del Pueblo Andaluz” frente al planteamiento del Ejecutivo de Mariano Rajoy de suprimir estas figuras en aras de la austeridad. “Hace apenas unas semanas el Gobierno de España quería silenciar a la ciudadanía con una ley que amordaza sus derechos y ahora quiere silenciar los derechos de las comunidades autónomas a tener instrumentos que garantizan la fiscalización de sus cuentas públicas y la participación ciudadana”, ha censurado, advirtiendo de que el PP pretende, así, “silenciar a la sociedad en su conjunto”.