[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"26744","attributes":{"class":"media-image","typeof":"foaf:Image","style":"","alt":"\u0026quot;Pedro"}}]]

Otro escándalo sacude al ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, esta vez los contratos públicos recibidos por un bufete fundado por él en 2006y que están siendo investigados por la Fiscalía Anticorrupción. El grupo socialista en el Congreso ya ha anunciado que formulará una batería de preguntas sobre el caso y es que como ha advertido su portavoz de Hacienda, Pedro Saura, "en muchas ocasiones, entre sus clientes y los contribuyentes, el ministro Montoro ha terminado optando por sus clientes".

"Llueve sobre mojado"
Para Saura hay un conflicto de intereses en la labor de Montoro ya qye cree que "la línea entre lo público y lo privado en el Ministerio de Hacienda es muy delgada" y en varias ocasiones el ministro "ha pasado esa línea y se ha situado el lado de presuntos defraudadores", como ocurrió por ejemplo con la amnistía fiscal. "Llueve sobre mojado", ha advertido Saura, recordando precedentes tan recientes como que Montoro "se ha negado a colaborar con el juez Ruz en una investigación que afecta directamente al PP" o que se haya usado la Agencia Tributaria "en beneficio descarado de un partido político".

El PSOE pide información sobre el bufete y sobre el contrato
El PSOE formulará una pregunta oral al ministro de Hacienda en el pleno de la próxima semana para que aclare cuál es la relación de los altos cargos, colaboradores y ex colaboradores del ministro Montoro, con la consultora Equipo Económico. Igualmente, el grupo socialista presentará hoy dos preguntas escritas, reclamando la copia íntegra del expediente de contratación relativo al contrato firmado en 2012 entre el Consejo Superior de Cámaras de Comercio y la empresa Equipo Económico y pidiendo información de en qué fecha tuvieron conocimiento los actuales responsables del ministerio de dicho contrato asó como qué actuaciones han realizado en relación al mismo.

Catalá admite que hay investigación
Mientras, preguntado por este caso el ministro de Justicia, Rafael Català, ha asegurado que solo conoce lo apuntado por los medios de comunicación y ha reclamado "prudencia" pero ha acabado confirmando la existencia de una investigación. "Cuando se finalice la investigación tendremos datos que nos permitan tener opinión", ha dicho Catalá tras apuntar que no puede tener "respuestas para todo".

Su colaborador Beteta le defiende
La persona que ha salido desde el Gobierno a defender a Montoro ha sido su mano derecha en el ministerio, Antonio Beteta, secretario de Estado de Administraciones Públicas, quien ha mantenido que el ministro no tiene "nada que ver" porque en las fechas del contrato ya no formaba parte de la empresa que fundó. "El ministro no tiene nada que ver en la fecha de formalización de los contratos, no formaba parte de la misma en aquella época, se dedicaba a otras cuestiones desde hacía años", ha justificado, asegurando que por tanto Montoro "difícilmente puede estar preocupado" por esa cuestión. Para Beteta el asunto atañe a un despacho profesional con una institución, la Cámara de Comercio, que tiene naturaleza mixta público-privada y ha apuntado que es a la Fiscalía a quien le corresponde analizar qué tipo de contratación debía tener según la naturaleza jurídica de la Cámara de Comercio de España.