Así se ha pronunciado hoy ante los medios de comunicación el líder de los socialistas tras la visita que ha realizado al Centro de Investigación del Cáncer (CIC) de Salamanca, dependiente de la Universidad salmantina y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Debate sobre el estado de la Nación
Rubalcaba ha insistido en su idea de que se debe realizar el debate sobre el estado de la Nación, ya que el Gobierno está valorando la posibilidad de no celebrarlo este año, amparándose en que el adelanto de los comicios a noviembre de 2011 rompió la norma no escrita que excluye la celebración del debate de política general en los años electorales.

“Insólito”
Para buscar explicaciones sobre la posible negativa a celebrar el debate, Alfredo Pérez Rubalcaba se ha fijado en el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al que ha responsabilizado de "huir" del Parlamento. Así, además ha calificado de "insólito" la ausencia de explicaciones por parte de Rajoy sobre los recortes en educación y sanidad.

Escapando por el garaje
El secretario general del PSOE ha asegurado que en el supuesto de que no haya debate sobre el estado de la Nación será "imposible" explicárselo a los ciudadanos. "La verdad es que la última vez que se vio a Mariano Rajoy fue escapando por el garaje del Senado", ha añadido.

Tics autoritarios
Rubalcaba ha declarado al término de su visita a estas instalaciones científicas que, "siempre que se produce una mayoría absoluta, en el PP aparecen tics autoritarios, que están ahí, en el ADN de la derecha española". Como respuesta a las críticas de los populares por acudir a la manifestación del domingo pasado, en contra de los recortes en sanidad y educación, Alfredo Pérez Rubalcaba ha avisado: "A los socialistas no nos van a callar, porque creemos que tenemos la responsabilidad política de decir las cosas en el Parlamento y en otros sitios".

Épocas pasadas
Ha dejado claro que el apoyo a las manifestaciones "no está reñido con la democracia" y, además, ha dicho a Mariano Rajoy que "eso de mandar callar a los partidos pertenece a otra época".