Pérez Rubalcaba ha realizado estas declaraciones en una rueda de prensa que ha ofrecido en Gijón antes de participar en un encuentro con decenas de militantes en la sede de la Federación Socialista Asturiana.

Ni palabra de Chacón
El candidato socialista en las últimas elecciones generales no ha querido comentar nada sobre Carme Chacón, quien esta tarde ha anunciado en Valencia que presentará el sábado de forma oficial su candidatura a la Secretaría General del PSOE en Olula del Río (Almería), el pueblo natal de su padre.

Cuantos más candidatos, mejor
"Cuando sea oficial, aunque me parece bien en todo caso. Yo voy a intentar hacer una campaña hablando de lo mío y lo de lo que yo pienso", ha asegurado Rubalcaba antes de participar en Gijón en un encuentro con decenas de militantes en la sede de la Federación Socialista Asturiana. No obstante, el aspirante socialista ha asegurado que cuantas "más candidaturas haya mejor" y ha remarcado: "No me preocupa, lo que sí creo es que debemos de combinar estos debates congresuales con nuestra labor en la oposición, porque el Gobierno ha empezado a hacer cosas".

Sin baza al PP
Rubalcaba ha incidido en que será una campaña de debate y de ideas, "en la que no hay que dar bazas al adversario" -en referencia al Partido Popular- . "Por tanto, de mí no va a salir nada que pueda ser utilizado nunca contra mi partido, ni contra ninguno de sus militantes", ha aseverado.

Más candidaturas
Preguntado sobre si es posible que haya más convergencias que diferencias entre su candidatura y la de Chacón, Rubalcaba ha señalado que si es así "magnifico", aunque considera que en lo "sustancial" coincidirán. "No tengo adversarios en el PSOE, tengo compañeros", ha apuntado antes de aseverar: "Son mis compañeros y los objetivos son los mismos".

Revisar la organización interna
El candidato socialista ha dicho que el sentido de sus propuestas de cara a la campaña es "bastante claro" y, entre ellas, está que el PSOE revise su organización interna, que "está pensada desde hace mucho tiempo". En este sentido, ha apostado por la importancia de la Red, herramienta que ha cambiado la "política habitual", ya que es un instrumento de "democratizador espectacular que no puede ser ajeno a un partido político de izquierdas".

Abrirse a los ciudadanos
"Tenemos que modernizarnos, cambiar la organización, y para eso la palabra mágica es participación", ha indicado. Así, ha valorado la importancia de que esta se dé a través de los militantes, pero también "hacia fuera", de modo que la formación "se abra a los ciudadanos".

El PSOE es de los ciudadanos
"El PSOE no es sólo de los militantes es también de los ciudadanos que quieren ver una formación fuerte y una oposición útil que aspira a gobernar", ha reseñado. Según ha comentado, este proceso de modernización tiene que llevarse a cabo de "rápidamente", siempre, ha dicho, sin poner en riesgo la unidad en el partido.