El líder del PP ha apostado por "garantizar la igualdad de oportunidades" porque "el origen de una persona no puede ser obstáculo a que llegue lejos".“El primer objetivo es conseguir los recursos suficientes, si no hay dinero la cosa se complica, si hay trabajo, hay dinero para los servicios públicos”, ha asegurado el candidato conservador. Lo contrario, ha dicho, ha "obligado" al Gobierno a hacer "los mayores recortes de la democracia”.

Ninguna mención a la educación pública
Por su parte, el candidato socialista defendió el modelo de sanidad pública por su calidad y se puso como objetivo para “garantizarla”. Rubalcaba reprochó al candidato popular que en “algunas comunidades” los hospitales privados derivan los pacientes más costosos a la pública, lo que lleva a la ruina del sistema. El representante del PSOE se ha dirigido a Rajoy para preguntarle: “¿Sabe cuántas menciones hace su programa electoral a la financiación de la Sanidad? Ninguna. Le preocupa muy poco”.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=vdMtnQkN5NQ[/youtube]

Tres datillos
“Lo ha entendido mal”, le replicó Rajoy, a lo que su rival repuso que “no les preocupa, no es cuestión de entendimiento”. Según Rubalcaba, “tuvimos que meter mucho dinero en Sanidad porque en 2000 hicieron una transferencia ruinosa, eso no lo cambia con tres datillos que traiga aquí”. El candidato del PSOE también mostró un gráfico sobre el incremento de las pensiones mínimas, que ha mejorado 27 puntos porcentuales con el PSOE, mientras que el incremente sólo fue de cinco puntos en los mandatos del PP.

Ironía a dos bandas
En este momento, los candidatos intercambiaron un par de ironías. “No sé si sabe que la Sanidad se financia con impuestos”, le espetó Rajoy. “No lo sabía, creía que era como ‘Dios mande’, como dice usted”, ironizó Rubalcaba. “Si no le va tan mal el debate, tranquilícese”, trató de reponerse el popular. A partir de esos momentos el debate se enturbió con reproches mutuos entre ambos candidatos.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=J0DciRTcOBY[/youtube]

Ambigüedad deliberada
Rubalcaba insistió en mostrar su conocimiento del programa del PP, que según él "está escrito de manera deliberadamente ambigua para que se pueda entender una cosa y la contraria”. El candidato del PSOE acusó a su rival de estar "sembrando incertidumbres" sobre las pensiones "como hace con la prestación por desempleo y con los convenios".

"Usted siembra insidias"
Rajoy contraatacó a Rubalcaba inmediatamente: “Usted siembra insidias, no sé lo que dice, no voy a entrar en insidias, voy a entrar en la Educación, es la clave del futuro”. En este punto, el conservador prometió clases de “inglés desde los tres años” y acusó a los socialistas de que “hacen recortes en Educación y congelan partidas importantes”.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=1DvBMPBrV2w[/youtube]

No hay garantías
El candidato socialista acusó a su contrincante de no hablar "de financiación pública y en sus comunidades hay derivaciones de los enfermos más costosos, pregunte en Valencia”. Lo que Rajoy volvió a tachar de "insidia”. Para acabar el bloque, Rubalcaba reprochó a su rival que hablara de "autoridad del profesor" mientras "en la Comunidad de Madrid, su presidenta llaman vagos a los profesores". Después insistió en que esa comunidad "es la avanzadilla de sus políticas de educación, hay desgravación para los colegios de élite”. Rajoy repuso que todo era “falso”, pero Rubalcaba remachó: “Con ustedes la Educación y la Sanidad públicas no están garantizadas”.