Albert Rivera y la directiva del grupo parlamentario de Ciudadanos.



Albert Rivera, acompañado de la directiva de su grupo parlamentario, ha celebrado una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados. Es su primera comparecencia para valorar la actualidad política desde que han formalizado su entrada en la cámara baja, y la ha utilizado para reafirmarse en que “no voy a apoyar al Gobierno de Rajoy ni al de Sánchez”.

Rivera ha insistido en que esa decisión ya la había tomado antes y la mantiene. "Como hemos dicho en muchas ocasiones: no vamos a entrar ni apoyar a un gobierno que no presidamos", ha dicho.

Según Rivera, “algunos están pensando más en cambiar cromos que en los intereses de los españoles” y su formación “no va a jugar a cambiar puestos ni escaños”.  

"Lo que no se ha conseguido en las urnas, no se consigue en los despachos. Hay que respetar la voluntad popular", ha señalado Albert Rivera, que asegura que no entrará a formar parte de ningún gobierno ni dará sus votos para una investidura, aunque una cosa bien distinta es que pueda permitir la formación de un gobierno con su abstención.

 

"Esperamos que PP y PSOE salgan de las trincheras y vean la realidad: España ha pedido cambio y diálogo", ha señalado Rivera, quien ha prometido "una oposición responsable, basada en el diálogo y el trabajo"

Respecto a sus primeras propuestas, Rivera ha anunciado que van a presentar en el Congreso “la apertura de una ponencia para una nueva ley electoral” y “un plan de choque contra la corrupción y de regeneración democrática”.

Rivera, que también ha pedido un Pacto Nacional de Educación, ha comentado la propuesta de su partido de que se fiscalice la actividad de los diputados y se penalice a los menos activos. "Queremos evaluar de forma periódica el trabajo de los diputados en el Congreso", ha señalado el líder de Ciudadanos.