La exalcaldesa de Valencia Rita Barberá comparece ante los medios para repetir literalmente lo que ya dijo en la rueda de prensa del pasado 25 de febrero: que no sabe nada del blanqueo de dinero ni de contratos amañados en el que fue su Ayuntamiento durante 24 años. La actual senadora se ha dedicado a continuación a cargar contra el Partido Socialista, citando supuestos casos de corrupción.

"No he ordenado nunca un blanqueo de dinero; no he conocido si ha habido blanqueo de dinero; no he tenido conocimiento de una caja B en el partido y no he dado dinero negro a nadie porque ningún dinero negro proviene de mí", ha afirmado una Barberá notoriamente más delgada.

La senadora ha dicho que comparece porque “ayer se levantó el secreto del sumario de la pieza separada del caso Taula sobre el presunto -y ha remarcado ‘presunto’- blanqueo de dinero en el ayuntamiento de valencia”.


Declarará ante el juez

La exalcaldesa ha asegurado que no conoce el sumario y que sabe poco de lo que ha publicado la prensa esta mañana porque “vengo del dentista”, pero, en su opinión, “no hay nada nuevo, distinto de las filtraciones”. Lo único nuevo es, según ha puntualizado, la oferta del juez para que declare voluntariamente”.

Barberá ha vuelto a insistir lo que ya dijo en la anterior rueda de prensa, que "la carga de la prueba recae sobre el que acusa, y con pruebas no con suposiciones, ni con pinchazos telefónicos que usan el nombre de terceras personas que se usan a saber con qué intenciones". Una afirmación claramente referida a la conversación pinchada a la exconcejal María José Ancón, en la que la señala como responsable del blanqueo de dinero en el grupo del PP en el Ayuntamiento de Valencia.


Conversaciones familiares

Sobre esas grabaciones, Barberá ha dicho que "no voy a comentar conversaciones familiares" y ha parafraseado el dicho popular de "entre marido, mujer -e hijo- nadie se debe meter" para eludir las preguntas sobre las grabaciones que la inculpan. "Me han educado en valores positivos de la vida y no quiero perder principios importantes ni en momentos de gran dificultad", ha añadido.


Intenta desacreditar a los concejales

En cuanto a las declaraciones ante el juez que han admitido irregularidades en la financiación, ha dicho que no pone en duda ninguno, pero "cada uno lo habrá hecho de acuerdo con "la
 intencionalidad que cada uno crea conveniente... no sé si porque creen que se quedan sin trabajo". "Lamento profundamente la imputación global que se ha hecho, pero no es la primera vez que se ha hecho desde la Fiscalía. Yo creo que no hay nada, por lo que puede quedar en nada".

Rita Barberá ha salido en defensa de la secretaria del PP municipal Mari Carmen García Fuster, su mano derecha en el Ayuntamiento. "Soy amiga personal de la familia García Fuster desde hace más de 30 años. Conozco muy bien a Mari Carmen y es una persona muy honrada". 

Absolutamente nadie del PP

Preguntada sobre si asumirá responsabilidades políticas y dimitirá como senadora, Barberá ha respondido que no ha cometido ningún delito y no va a dimitir; además, que "absolutamente nadie" del PP se lo ha pedido. La exalcaldesa ha admitido que ha hablado con Mariano Rajoy, aunque no ha querido dar detalles de la conversación que sí ha calificado de "agradable.