El ya excandidato de UPyD al Parlamento de Asturias, Ignacio Prendes, ha acusado este viernes a la dirección nacional del partido de “utilizar métodos antidemocráticos” en sus decisiones. En una entrevista al programa Espejo Público de Antena 3, Prendes ha insistido en que la dirección de UPyD, con Rosa Díez a la cabeza, “no tiene contacto con la realidad ni con el partido”.

Prendes ha lanzado estas declaraciones en respuesta a las realizadas por Rosa Díez a primera hora en Onda Cero, donde ha acusado al político asturiano de jugar “dentro de UPyD a dos bandas” así como de oportunista al considerar que “cuando las expectativas electorales de otros han sido mejores se han marchado”. Estas declaraciones han sido calificadas por Prendes como “lamentables”.

Este cruce de acusaciones llega tras la decisión de Ignacio Prendes de renunciar a su escaño en el parlamento del Principado, el único con el que cuenta UPyD en Asturias, en respuesta a su expulsión del partido el pasado miércoles por iniciar un proceso de confluencia con Ciudadanos. Díez anunció esta decisión a través de una publicación en su página de Facebook, tras conocer que la secretaria del candidato era también la representante legal de Ciudadanos ante la Junta Electoral de Asturias.

Ignacio Prendes no es el único represaliado en Asturias. La dirección nacional de UPyD ha designado a una gestora para dirigir el partido tras la destitución de todo el comité territorial después de que iniciase, contando con el apoyo de los militantes, un proceso para crear una lista conjunta con el partido Ciudadanos para el parlamento asturiano. Prendes no ha aclarado si se presentará o no a esta lista conjunta o si se integrará en Ciudadanos.

Desintegración de UPyD

En la última semana, la dirección nacional ha tenido que nombrar a gestoras en tres comunidades autónomas. La primera fue en Andalucía tras múltiples renuncias en su dirección, después llegaron la de Castilla y León y Asturias por las totales diferencias entre la dirección autonómica y la nacional.

Además, en los últimos días también ha dejado la delegación de UPyD en Bruselas el eurodiputado Enrique Calvet, su candidatura a la presidencia de la comunidad valenciana el diputado Toni Cantó y la dirección del partido la diputada Irene Lozano, que también ha anunciado su intención de disputarle el liderazgo a Rosa Díez en el próximo congreso extraordinario.