Albert Rivera, líder de Ciudadanos, ha escogido un tono serio y moderado para presentar sus ideas durante su turno de réplica en el Congreso de los Diputados. Un tono que cambiaba a irónico para arremeter contra Mariano Rajoy y se tornaba en duro para repetir, una vez más, que Podemos busca ocupar sillones.