El voto de los catalanes residentes en el exterior doblará este 21-D el registrado en las pasadas elecciones autonómicas de 2015, según los datos trasmitidos por el Instituto Nacional de Estadística a la Junta electoral central (JEC).

La cifra del voto rogado superará en esta ocasión las 38.000 solicitudes de catalanes residentes en el extranjero, frente a las 21.771 de 2015 y 17.614 de 2012, según los datos del INE, adelantados por El País.

El 84,6% de los encuestados para el barómetro preelectoral del CIS aseguraron que votarán el 21-D "con toda seguridad", lo que supondría un récord.

El 64% votó por el independentismo
En 2015, el 64% de esas papeletas de los catalanes en el exterior fueron para opciones independentistas. El papel de este voto en el resultado de las elecciones del 21 de diciembre “dependerá de lo ajustados que estén los resultados en el interior”, según Pablo Simón, doctor en ciencia política por la Universidad Pompeu Fabra, en declaraciones a El País.

“Algún caso ha habido en el que el voto en el exterior ha cambiado una mayoría de gobierno, como por ejemplo en Asturias en 2012", recuerda este profesor.