El líder de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, en su primer cara a cara con Rajoy ha anunciado que su grupo votará en contra de la Ley de Estabilidad Presupuestaria si no se modifica el planteamiento actual del Gobierno, porque considera que vulnera el pacto para la reforma constitucional que PP y PSOE cerraron el verano pasado, al permitir a las Administraciones públicas el 0,4% de déficit solo en situaciones excepcionales y fijar para 2020 un déficit estructural del 0% y no del 0,4 del PIB, que fue lo pactado.

Rajoy exige saber qué recortes vendrán
Rubalcaba ha instado a Rajoy a desvelar qué recortes tiene previsto hacer y, en ese sentido, ha puntualizado que los ajustes futuros corresponderán no al déficit del Estado, sino al del resto de las administraciones, que el Ejecutivo aún no ha cuantificado.

Los Presupuestos y las elecciones andaluzas
El líder de la oposición ha reclamado a Rajoy que presente el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) antes de las elecciones andaluzas del 25 de marzo y que acuda al Pleno del Congreso para un debate parlamentario sobre su política económica.

Rubalcaba reprochó al presidente del Gobierno que calle lo que sabe "perfectamente" que hará en las cuentas públicas, pero que "no quiere que se sepa" antes de las elecciones andaluzas del 25 de marzo, y señaló la "sospechosa coincidencia" de que el Ejecutivo hable de presentar los presupuestos "a finales" de ese mes. Una estrategia que, según dijo, no contribuye a generar la confianza a la que tanto aludió Rajoy cuando estaba en la oposición.

Rubalcaba reclama que diga la verdad a los españoles
El exvicepresidente pidió a Rajoy “la misma franqueza con los españoles que la que tuvo con los primeros ministros de Holanda y Finlandia” en la cumbre europea a los que aseguró que su reforma laboral le costaría una huelga general. Pero el presidente del Gobierno no adelantó nada sobre la reforma laboral que aprobará este viernes el Consejo de Ministros y se ha limitado a afirmar que su objetivo es que “sea amplia y profunda, a la vez que equilibrada, y sobre todo útil”.

Rajoy reconoce que no basta con una reforma laboral
Rajoy que en la oposición apostó tanto por la reforma laboral como motor de la creación de empleo, en sus ataques al Ejecutivo socialista reconoció hoy que “culpar a la regulación laboral y a la legislación laboral” de los altos índices de desempleo en España “sería un profundo error”, aunque –agregó- “no es menos cierto que necesita de una profunda reforma”.

Respuesta en bloque a los portavoces
Tras las intervenciones de los otros grupos políticos, Rajoy ha evitado el cara a cara con los portavoces y ha optado por responder a todos en bloque. En esta larga intervención, el presidente del Gobierno ha defendido la máxima que ha reiterado en múltiples ocasiones de que  "no es bueno gastar lo que uno no tiene" para rebatir las críticas a su política de ajuste. dice Rajoy. Ha asegurado que comparte con Rubalcaba la opinión de que el ajuste no es suficiente, pero que hay que ir con precaución. "Medidas de estímulo con cuidado", puntualizó antes de cargar contra el elevado coste y la temporalidad del Plan E llevado a cabo por el Ejecutivo socialista.

El micrófono indiscreto
Rajoy ha reprochado a Rubalcaba que haya utilizado en el Congreso una grabación hecha sin su consentimiento, en referencia al micrófono indiscreto en Bruselas que captó su afirmación de que le espera una huelga tras la reforma laboral. Algo, que, según aseguró, él no haría. A continuación, ha justificado sus palabras, "dichas en privado" con el precedente de que a Zapatero se le hizo una huelga tras su reforma laboral y que él "no es mejor" que el expresidente.

La réplica de Rubalcaba
En su turno de intervención, el líder socialista ha recordado a Rajoy que el PP ha utilizado hasta la saciedad conversaciones privadas de dirigentes socialistas y puso como ejemplo
la mantenida por Zapatero y el secretario de Economía del PSOE, Jordi Sevilla, en 2003, cuando este le aseguró al entonces secretario general del partido que lo que necesitaba saber sobre economía se lo enseñaba "en dos tardes".