El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. EFE/Archivo



Mariano Rajoy no asume en su calidad de líder del PP ninguna responsabilidad en el caso Bárcenas. El presidente del Gobierno ha usado el mismo argumento repetido por cada uno de los altos cargos populares que estos días han tenido que responder sobre el escándalo: el extesorero "ya no está en el partido", que, según ha dicho, “actuó” en su momento, y ahora el asunto está en manos de “los tribunales”. Rajoy ha advertido de que no le “temblará la mano”, si alguna vez tiene conocimiento de “conductas impropias”, porque esa es una de sus “responsabilidades”, aunque la historia más reciente de su formación le desmiente: en el caso particular de Bárcenas, le mantuvo un año después de ser implicado en la ‘trama Gürtel’, le pagó las costas de su defensa y le defendió a ultranza. No ha sido el único ejemplo, hizo lo mismo con Francisco Camps.

¿Sobresueltos? "Sí, hombre..."
Rajoy asiste esta mañana a la Intermunicipal del PP, que se celebra desde ayer en Almería. A su llegada al recinto, Rajoy tuvo que hacer frente a la pregunta de una periodista sobre si es verdad lo de los sobresueldos en el PP, pagados en negro. “Sí, hombre...", ha respondido el presidente del Gobierno, con ironía y tratando de distanciarse de la polémica.

"Personas que estaban en el partido"
Ya en su intervención en la Intermunicipal, el líder del PP ha aludido, aunque sin mencionarlo, al escándalo  Bárcenas. “Hay personas que estaban en el partido y ya no están. Hay asuntos en los tribunales, y los que están actuando son los tribunales, y eso es motivo de tranquilidad: que los tribunales actúen. Esa es la auténtica tranquilidad para los ciudadanos, que actúe la justicia. La justicia cuenta con el apoyo de este partido. Se trata de personas que integraban el partido y que ya no están”, ha dicho Rajoy.

No le temblará el pulso, como a Aguirre
El presidente del Gobierno ha añadido: “Si algunas vez tengo conocimiento de conductas impropias, no me temblará la mano. Es una de mis responsabilidades y no la menor”. Pero Bárcenas tuvo el apoyo de Rajoy un año después de que se le apuntara desde el caso Gürtel y, como explicó ELPLURAL.COM, disfrutaba de un despacho en Génova, donde entraba y salía, como si nada pasara. Es significativo que la afirmación de Rajoy de que “no le temblará la mano” llega un día después de que la expresidenta madrileña, Esperanza Aguirre, en una entrevista en Los desayunos de TVE dijera lo mismo, al hacer referencia a su actuación con los implicados de la Comunidad de Madrid en el caso Gürtel.

Intenta tranquilizar a los suyos
Rajoy ha afirmado que “hoy lamentablemente nuestro partido es objetivo de polémica” y ha intentado tranquilizar a los suyos. “Quiero deciros a todos, que estéis tranquilos, el PP siempre ha actuado en consecuencia. Ayer, tres secretarios generales ( Ángel Acebes, Javier Arenas y María Dolores de Cospedal) han dicho claramente que las cuentas del PP se han llevado desde la legalidad. Y los tres cuentan con honradez y dedicación, que es garantía para todos nosotros”.