En su comparecencia ante los medios, Rajoy agradeció “de todo corazón a los millones de españoles que han depositado en el PP su confianza” y apuntó que “ese honor nos obliga a la humildad y al compromiso”. También tuvo palabras para quienes no le han votado para insistir en que será “el presidente de todos” y que antepondrá “los intereses generales” a los particulares.

"Que nadie se sienta excluido"
El futuro presidente instó a “que nadie se sienta excluido” y a que “nadie” sienta “inquietud alguna” ya que sus “enemigos” serán el paro y la deuda. También alertó de que afrontará “la más delicada coyuntura en la que se haya encontrado España en los últimos años” y que “solo saldremos adelante si salimos todos juntos”. De ahí que apuntara que “la legítima satisfacción que nos embarga por la victoria” no les impide pensar “en la inmensa tarea que tenemos por delante”.

"Devolver el orgullo a los españoles"
Rajoy anunció que devolverá “el orgullo a los españoles” ya que “la nuestra es una gran nación”, así como que en su Gobierno “no habrá sectarismo ni rencillas que nos distraigan”. Reclamó un “esfuerzo común de todos y para todos” y un “esfuerzo solidario”, anunciando que convocará con rapidez a las comunidades autónomas en este sentido.

"Queremos ser grandes dentro de la UE"
Anunció asimismo que “queremos ser grandes dentro de la UE, hoy más que nunca nuestro destino se juega en y con Europa” y que serán el más “leal” y “exigente” de los socios. “No habrá milagros, no los hemos prometido”, insistió. También tuvo palabras para la reivindicación personal al decir que se guiará por “el trabajo, la seriedad y la constancia, los principios que me han acompañado en mi vida”.

Palabras a los simpatizantes desde el balcón de Génova

Ya en el balcón de Génova y ante los simpatizantes del PP congregados para celebrar la victoria, Rajoy se dirigió a ellos para expresarles su agradecimiento: “tenemos una mayoría muy importante en la Cámara, en el Congreso y en el Senado”. “España lo mejor que tiene son españoles, 46 millones de españoles que van a dar la batalla a la crisis”, aseguró, insistiendo en que “mañana por la mañana estaré aquí trabajando” y que “la tarea no va a ser fácil”.