Rajoy, que durante estos meses, y también durante su etapa en la oposición, ha rehuido a los medios –llegó incluso a ofrecer ruedas de prensa sin preguntas-, ha hecho suya la iniciativa de José Luis Rodríguez Zapatero, quien acostumbraba a hacer balance del curso político en la Moncloa.

Los elementos "positivos" de las declaraciones de Draghi
El presidente del Gobierno ha explicado que  decidirá si pide o no al fondo de rescate europeo que compre deuda soberana española -como le ha reclamado el BCE- una vez conozca las medidas "no convencionales" de política monetaria que ha anunciado el presidente de la entidad, Mario Draghi.  Sobre las declaraciones de este, muy criticadas por no decidirse a apoyar a los países en dificultades, Rajoy, sin embargo,  ha insistido en que se queda con dos elementos "positivos" : que haya reconocido que los diferenciales de financiación entre países de la eurozona son "inaceptables", y que "por primera vez" se haya mostrado dispuesto a "intervenir".

Las pensiones
Sobre el futuro de las pensiones, Rajoy ha dicho que no tiene "intención de bajarlas el año que viene". Y ha añadido que "sería la última partida presupuestaria que tocaría". Aunque a continuación ha matizado que esto es según los datos que maneja.

La deuda

En su intervención, Mriano Rajoy ha defendido los recortes del Gobierno como imprescindibles para combatir la crisis y el paro y ha insistido en que "el mayor problema de la economía de nuestro país es lo que debemos", más de 900.000 millones de euros, porque "hemos vivido con demasiado crédito y eso ahora hay que refinanciarlo o hay que pedirlo prestado".

Una carta a los altos cargos europeos
El jefe del Ejecutivo ha negado ante las preguntas de los periodistas que esté recibiendo presiones por parte de Bruselas y ha anunciado que él ha enviado una carta al presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, y al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, para instarles a debatir en octubre y aprobar como muy tarde en el Consejo Europeo de diciembre medidas como la creación de un sistema único de supervisión, la capitalización directa de los bancos, algo que ha pedido en reiteradas ocasiones.

Pide ayuda a Rubalcaba a la vez que habla de la herencia socialista
Rajoy no ha tenido reparos en, por un lado, reclamar al líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, que le ayude “en la batalla europea” y, por otro, en recurrir al manido discurso del PP sobre la herencia recibida de los socialistas. "En 2008 y 2009, la recaudación en España bajó 70.000 millones de euros menos. Y sin embargo, no se redujeron los gastos. Se debería haber reducido el gasto inmediatamente. Eso es lo que nos ha traído a esta situación de tanta dificultad", ha afirmado.