Rajoy se ha mostrado convencido de que los españoles reclaman las medidas que está llevando a cabo su Gobierno, incluida la reforma laboral, a pesar del éxito de la convocatoria de UGT y Comisiones Obreras, que ha sacado a miles de personas a la calle en diferentes puntos del país. "Esta es la reforma que estaban esperando más de cinco millones de parados", ha indicado el presidente del Gobierno.

No quiere hablar de brotes verdes
"No trato de sembrar esperanzas ni brotes verdes. España no está de pie. España no ha tocado fondo", ha afirmado el presidente del Gobierno, en un discurso más dirigido a los ciudadanos que a su propio partido, y ha continuado: "Por amargo que resulte, los españoles quieren que hagamos reformas, en el trabajo, en la justicia y en las finanzas".

"Los españoles están de acuerdo"
"No será agradable, pero los españoles están de acuerdo. Que nadie lo dude, haremos cuanto sea preciso", afirmó Rajoy, ante sus ministros, presientes autonómicos, consejeros, alcaldes y concejales, que han asistido al congreso celebrado en Sevilla este fin de semana.

Pide más sacrificios y renuncias
Rajoy ha llamado a todos los españoles "a un compromiso con España" que supondrá, según ha dicho "sacrificios" y "renuncias". "No será agradable", pero ha insistido en que "los españoles están de acuerdo".

Rajoy asegura que nos sitúa entre los países más avanzados
"Si queremos que España crezca y cree empleo, hay que hacer esto que hemos hecho. Así lo creo, así lo siento y así se lo digo a todos los españoles", ha dicho Rajoy antes de asegurar que esta reforma sitúa a España "al mismo nivel que los países más avanzados de la Unión Europea" porque "moderniza nuestra legislación y que, sobre todo, acaba con las injusticias y las discriminaciones que arrastraba nuestro mercado de trabajo".