El jefe del Ejecutivo Mariano Rajoy (c), junto a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y el vicesecretario Javier Arenas, poco antes de presidir hoy la reunión del Comité Nacional Ejecutivo del PP. EFE



El escrito de las fiscales , conocido este viernes, referente a la primera fase del caso Gürtel (la actuación de la trama entre1995-2005) representa un serio salto cualitativo, tanto político como jurídico, que deja al president del Gobierno, Mariano Rajoy, a pie de los caballos.

L a responsabilidad de Rajoy no puede asumirse tras un plasma
Las conclusiones de la Fiscalía muestran que son más evidentes las responsabilidades políticas de Rajoy, que no se pueden saldar ni con su silencio ni en televisiones de plasma. El Ministerio Fiscal, a través de dos de sus más reputadas fiscales, recoge las investigaciones de la UDEF, la ONIF, la IGAE, y de los jueces instructores, en especial de Pablo Ruz, que han quedado resumidos en informes y en autos.

Sólo el principio
El escrito de la Fiscalía es solo el principio de una larga cadena de informes similares que se irán conociendo a lo largo de este año 2015, ya que faltan aun, entre otros, toda la información referida a la Caja B del PP, las donaciones de empresarios, la reforma de la sede principal del partido, en la calle Génova o la mordida de los 200.000 euros a cambio, presuntamente, de la adjudicación del contrato de la limpieza en Toledo.

La declaración de Rajoy de una trama contra el PP
Muchos recordarán a Mariano Rajoy y aquella solemne declaración, rodeado de su Comité Ejecutivo Nacional, en febrero del 2009, cuando pronunció aquello de que "esto no es una trama del PP, es una trama contra el PP".

El PP, en el centro de la trama
Ahora, el escrito de acusación la Fiscalía, tras 6 años de investigación, sitúa al PP y a un buen número de sus ex dirigentes nacionales en el centro de la denominada trama Gürtel. Son 512 páginas repletas de datos, pruebas, hechos, modos de actuación, complicidades y desvergüenzas que afectan a la columna vertebral del Partido Popular nacional durante las Presidencias de Aznar y Rajoy.

Diputados, concejales, alcaldes
Las fiscales piden prisión para tres extesoreros (Sanchís, Lapuerta y Bárcenas), varios parlamentarios nacionales, autonómicos, consejeros, altos cargos , alcaldes, etc. Son acusados de cometer la práctica totalidad de los delitos más graves asociados con las prácticas de corrupción: cohecho, prevaricación, malversación, blanqueo y evasión de capitales, etc.

Desvío de dinero a campañas electorales
La Fiscalía describe con todo detalle esas prácticas corruptas personalizadas en dirigentes del PP con importantes responsabilidades públicas y orgánicas en connivencia con empresarios y comisionistas. Acusa directamente al PP, el mismo Partido que preside Rajoy, de haberse lucrado con decenas de miles de euros de esas prácticas durante las campañas electorales en los municipios de Pozuelo y Majadahonda.

Una contabilidad B
Las fiscales dan por seguro que el PP creó una doble estructura contable, ratifican lo que Ruz avanzó y es que Ana Mato, exministra, diputada y persona de la máxima confianza de Rajoy, también se lucró con regalos y viajes para ella y sus hijos que le financiaron los cabecillas de la Gürtel.

Varias comunidades afectadas
Desde un punto de vista territorial, la fiscalía extiende la trama a varias CC.AA ( Madrid, Castilla y León ) y al municipio andaluz de Estepona.mEn Castilla y León destaca la petición de cárcel para Jesús Merino, exvicepresidente de la Junta de Castilla y León, ex senador y ex diputado ( miembro de la dirección del Grupo popular durante la etapa de portavoz parlamentaria de Soraya Sáenz de Santamaría).

Aguirre tiene que dar explicaciones
Las fiscales llaman a declarar como testigo a Esperanza Aguirre, presidenta del PP de la CAM y del gobierno regional. Una oportunidad única para que explique en directo, y no por escrito, como era posible que no se enteraba de nada de lo que hacían sus más directos colaboradores