Betoret se declaró culpable del delito de cohecho impropio del que se le acusaba en el llamado trajegate. En él también está imputado y pendiente de juicio el expresidente de la Generalitat Francisco Camps, quien no aceptó los cargos.

Unos indignados con muy "mala leche"
Ante el regalo de los indignados, el exdirigente popular espeta: "¡Qué mala leche tenéis!". Una de sus acompañantes hace ademán de aceptar el presente: "Dámelo a mí, que yo no tengo traje", responde. Finalmente otro zanja la conversación tachando la situación de "grosería".

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=2M8fSpIqpQk&feature=youtu.be[/youtube]