Disfrutar de la Navidad en manga corta o bañándose en el mar. Esa atractiva combinación es la que lleva a miles de visitantes cada año hasta la isla de Tenerife, un enclave privilegiado donde las temperaturas pueden alcanzar hasta los 24 grados en pleno mes de diciembre.

Pero, al margen del sol y la playa, Tenerife ofrece un programa de actividades por Navidad que vale la pena considerar. Las tradiciones mandan y nada se escapa a la ambientación y el espíritu especial de estas fechas.

Luces y conciertos

Como ocurre en el resto de la península, todos los rincones de Tenerife se llenan de luz durante las fiestas de Navidad. En Santa Cruz, más de
2,2 millones de bombillas led se distribuyen por los 5 distritos de la ciudad, y la tradición se repite en todos los municipios. Otro elemento indispensable son los rastros y mercadillos navideños, que podemos encontrar en diversos puntos puntos de la isla.

La ciudad de Santa Cruz acoge además varios eventos tradicionales. Uno de ellos es el Concierto de Navidad al aire libre, que desde hace más de 10 años protagoniza la Orquesta Sinfónica de Tenerife la noche del
25 de diciembre. La cita se desarrolla junto al mar, lo que convierte al concierto en un espectáculo único.

Primer chapuzón del año

La fiesta de fin de año se celebra por todo lo alto en las islas Canarias. Los hoteles en Tenerife pertenecientes a las grandes cadenas organizan cenas con cotillón hasta altas horas de la madrugada.
También hay fiestas populares y espectáculos pirotécnicos juntos al mar en numerosas playas de la isla.

Otra opción son las fiestas exclusivas a bordo de barcos, que permiten disfrutar de la música y de los fuegos artificiales de la orilla desde una perspectiva singular.

Para muchos canarios y visitantes, la noche acaba en el agua. Se trata del primer baño del año, una costumbre cargada de simbolismos que sirve purificar el cuerpo y renovar energías de cara al nuevo año.

Truchas de Batata
En todas las comidas navideñas que se desarollan en las Canarias no puede faltar su especialidad gastronómica estrella, las tradicionales truchas de batata o de cabello de angel. Se trata de un postre casero con apariencia de empanadilla, que se elabora con batatas, almendras peladas, limón y azúcar glas.

Entre los entrantes favoritos de los tinerfeños para las fiestas destacan las patatas asadas acompañadas de los quesos típicos de la isla. Y como plato principal, el cherme, una deliciosa receta tradicional a base de pescado.

Cabalgata de reyes y paso al Carnaval
La ciudad de Santa Cruz acogerá el 5 de enero la cabalgata de Reyes más multitudinaria de Tenerife en la que, por supuesto, no pueden faltar los camellos. Y, casi sin lugar al descanso, la ciudad se adentrará en la celebración de los Carnavales, cuyo disparo de salida se dará el día 12 de enero, solo una semana después de Reyes.

En esas primeras fechas del año se desarrollarán los concursos de murgas infantiles, después vendrán las murgas de adultos y las diversas galas, conciertos y desfiles, que se prolongarán hasta bien entrado el mes de febrero.