En medio del cisma estatal por la candidatura de Íñigo Errejón a la Comunidad de Madrid, se ha hecho público un informe de la Comisión de Garantías de Podemos en Galicia, que denuncia presuntas irregularidades en el proceso de primarias que perdió Carolina Bescansa, próxima a Errejón, frente a Antón Gómez-Reino por un margen de 300 votos.

Este órgano ha solicitado a la dirección estatal que realice tres auditorías independientes sobre el censo, la autenticación de la identidad vía DNI y sobre las votaciones del mes de octubre del pasado año.

En el escrito, según ha publicado La Voz de Galicia, se ha puesto  de relieve que el responsable informático del censo es la misma persona que hizo un “copiado íntegro del registro de inscritos" en el proceso de elección interno posterior, paralizado tras constatarse que había habido un acceso irregular al mismo. Además, señala el informe, llama la atención el diferencial de votos que ha existido entre los candidatos de la misma corriente en las distintas contiendas electorales. Mientras Gómez-Reino ganó por 1700 votos, la candidatura encabezada por Bruzos para En Marea, no consiguió más que 1098. Por lo que, los denunciantes no entienden, que en dos candidaturas con el mismo respaldo humano y político haya existido tanta diferencia en el número de votos. Asimismo, se manifiesta que sorprende la actitud de Reino, ya que pese a reconocer el acceso irregular en el censo en las primarias que enfrentaron a David Bruzos con Luís Villares, considerase en primera instancia que esto no era "justificación para la paralización de las elecciones", mientras que al perder Bruzos, pidió una auditoría de los resultados de En Marea.

Controversia por la autoría del documento

Según fuentes consultadas por Europa Press próximas a Gómez-Reino, actual secretario general de Podemos en Galicia, el informe que se ha difundido no fue elaborado por la Comisión de Garantías gallega, órgano en el que los afines al secretario general ocupan tres de los cuatro puestos. De la misma manera, han sostenido que ante la falta de los titulares del órgano, los suplentes, electos por la candidatura perdedora de Bescansa, han sido los que redactaron el documento que duda de la limpieza de las votaciones celebradas hace más de un año. Por este motivo, han afirmado, que estas personas han podido incurrir en una infracción grave del reglamento interno que podría derivar en un "apercibimiento" por parte de la dirección estatal.