Durante toda la campaña andaluza se repitió un mantra entre las filas del PP, las órdenes llegaban desde Madrid, el líder nacional, Pablo Casado, no confiaba en el candidato para Andalucía: Juanma Moreno Bonilla. Finalmente, ese hombre en el que nadie confiaba se ha convertido en el nuevo presidente de la Junta de Andalucía, eso sí, con la ayuda de Ciudadanos y de la extrema derecha de Vox.

Quizás, ahora, Moreno Bonilla esté intentando dejar claro, como ya dijo en su investidura como presidente, que en el PP de Andalucía manda él. Quizás, también por ello, haya hecho posible la vuelta de Javier Arenas al Senado por designación autonómica.

¿Casualidad? Puede, pero debemos recordar que Arenas, el que fuera presidente del PP andaluz, fue uno de los purgados cuando Pablo Casado llegó al liderazgo del Partido Popular.

[related:1]

Así, el veterano político popular Javier Arenas volverá a ser senador por designación del Parlamento Andaluz, ocupa uno de los dos escaños, sólo dos, que le corresponde asignar. Junto a él, le acompañará Teresa Ruiz Sillero, que sustituirá a Antonio Sanz, nombrado viceconsejero de Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía.

Los senadores autonómicos andaluces serán elegidos el próximo miércoles y Arenas continuará así en un cargo que ha ocupado en dos etapas. La primera, desde el año 1993 al 2000. La segunda, sin interrupción ya desde 2008. Entre una y otra se dedicó a la política andaluza.

Casado, Cospedal y Arenas

Javier Arenas y María Dolores de Cospedal en una imagen de archivo.

En julio 2018, Casado mostraba su nuevo partido, su organigrama, presentaba quiénes eran los suyos y Arenas no estaba. Se lo comunicó 24 horas antes.

Pero la decisión no era algo especialmente sorprendente. En la carrera de las primarias, varios candidatos fueron cayendo y ofreciendo sus apoyos a los restantes. Fue el caso de María Dolores de Cospedal, que se retiró y se unió a Casado.

[related:2]

La relación entre Arenas y Cospedal no se podía definir exactamente como buena. Poco después, al frente de la vicesecretaría de Política Autonómica que ocupaba el andaluz, Casado puso a Vicente Tirado, uno de los hombres fuertes de Cospedal.

¿Quién es Teresa Ruiz-Sillero?

Teresa Ruiz-Sillero, abogada y gestor Administrativo. fue parlamentaria por la provincia de Cádiz en las dos últimas Legislaturas desempeñando distintos cargos en comisiones y destacó por su trabajo como portavoz del PP en las comisiones de investigación del caso ERE y el fraude de la formación.

Loles López ha destacado el compromiso y la trayectoria de las dos personas propuestas, que han dedicado «muchos años de su vida a la política andaluza, lo han dado todo por esta tierra y podrán defender muy bien los intereses de los andaluces en el Senado».

Por otro lado, la secretaria general quiso hacer un reconocimiento al trabajo desarrollado estos años por la almeriense Rosario Soto en el Senado, destacó que ha realizado un "magnífico trabajo"» y adelantó que seguirá trabajando en la política andaluza, donde mantendrá "importantes responsabilidades".