El secretario general del PP, Teodoro García-Egea, ha asegurado que "solo opinará sobre los hechos" tras conocerse que un informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil acusa al PP de haber ganado las elecciones de 2011 con Mariano Rajoy de forma fraudulenta.

Después de que este miércoles El Confidencial publique que el partido concurrió a esos comicios canalizando gastos de campaña a través de una red de facturas falsas que le habría permitido desembolsar más dinero del que tenía legalmente autorizado, García-Egea ha respondido que a él le ocupan "las sentencias" y "la verdad judicial". "Ahora solo hay sospechas", ha agregado.

"Deberíamos ocuparnos más de los problemas reales que de acusar o crear sospechas cuando luego se archivan y demuestran que son falsas", ha subrayado García-Egea, para matizar que "respeta" las sentencias aunque "solo opinará sobre hechos probados".

Esta información apunta a que los investigadores de la UCO centran las pesquisas en unos 250.000 euros aportados a Génova por el PP de Madrid", aunque, apunta el diario, que "la cifra es provisional y podría aumentar en nuevas indagaciones".

El número 'dos' del PP ha querido recordar la situación que atravesó la senadora 'popular' Pilar Barreiro, cuando en 2018, y tras ser imputada por un supuesto caso de corrupción en su etapa como alcaldesa de Cartagena, Ciudadanos puso su salida como requisito al Gobierno del PP para aprobar sus cuentas.

Los 'populares' accedieron y la senadora terminó recalando durante unos meses en el Grupo Mixto del Senado. Barreiro posteriormente fue absuelta y regresó al grupo 'popular' en la Cámara Alta, en un caso que el PP pone como paradigma de un juicio mediático.