El ministro de Defensa en funciones, Pedro Morenés, ha dado este jueves plantón en la Comisión de Defensa del Congreso, donde estaba citado para informar sobre la última reunión de ministros de Bruselas y la operación naval en el Egeo contra las mafias que trafican con refugiados.

Morenés se ha negado a comparecer ante la oposición sobre un tema de máxima actualidad y especial sensibilidad, el de los refugiados, en medio de un amplio debate en Europa. El ministro debía informar sobre los acuerdos adoptados en la reunión de titulares de Defensa de la OTAN, celebrada en Bruselas el 10 y 11 de marzo.


El argumento del Gobierno en funciones
Para no comparecer, Morenés se basa en el criterio generalizado del Gobierno de que un Ejecutivo en funciones no está obligado a ello y en que, según defiende, no hay precedentes en legislaturas anteriores.

La ausencia de Morenés se añade a la polémica que se inició la pasada semana, cuando Mariano Rajoy rechazó comparecer ante los grupos políticos antes de la cumbre europea sobre refugiados.

El presidente del Congreso, Patxi López, avisó de que la Cámara podría recurrir al Tribunal Constitucional ante lo que calificó como "rebeldía" del Gobierno. El secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, contenstó que ningún miembro del Ejecutivo se sometería al control político.


Sáenz de Santamaría se escuda en la ley
Este miércoles, en medio de la polémica, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, defendió que el Gobierno en funciones está actuando con la debida lealtad al Parlamento y que la decisión de no someterse al control político no es una cuestión de voluntad, sino de "cumplimiento de la ley".

La vicepresidenta respondía así a la carta que le dirigió el lunes el presidente del Congreso, Patxi López, en la que le pedía que aceptara que la Cámara baja pueda ejercer la labor de control sobre el Gobierno en funciones, para evitar un "conflicto institucional grave".

Sáenz de Santamaría afirmó que ningún gobierno en funciones se ha sometido al control político".


La Comisión recurre al presidente de la Cámara
El presidente de la Comisión de de Defensa, el socialista José María Barreda, ha anunciado que dará cuenta de la negativa de Morenés al presidente del Congreso, Patxi López, para que la Mesa de la Cámara adopte las medidas que considere oportuna. Barreda ha dicho que se ha leído con atención los argumentos para la ausencia del ministro y considera que se hace una "lectura equivocada del artículo 108". "Aquí reside la representación de la soberanía nacional", ha subrayado el socialista.