Los socialistas madrileños han denunciado una "campaña de acoso contra los vecinos y vecinas de Parla" a través de la Cámara de Cuentas, un órgano "manipulado por el PP para emitir informes claramente sesgados, cada uno de los cuales cuesta a todos los madrileños 700.000 euros". Por un lado han anunciado mociones en los ayuntamientos de la región reclamando la fiscalización de todas las corporaciones gobernadas por el PP y que son sospechosas de corrupción, como son Majadahonda, Pozuelo, Boadilla del Monte o Valdemoro. Por otro exigirán en la Asamblea de Madrid la reprobación de Concepción Ruano Puente por su parcialidad como consejera de la Cámara de Cuentas.

Denuncian una instrumentalización de la Cámara de Cuentas
Así lo han anunciado la diputada regional y secretaria de Organización del PSM, Maru Menéndez, y el portavoz adjunto del Grupo parlamentario socialista en la Asamblea de Madrid, José Quintana, quienes han ofrecido una rueda de prensa junto al Alcalde de Parla, José María Fraile, para denunciar el fraude institucional que está ejerciendo el PP, partido mayoritario en la Comunidad de Madrid, usando la Cámara de Cuentas para acosar a los ayuntamientos socialistas -haciendo informes repetidos y manipulados- mientras que obvian la fiscalización de los ayuntamientos gobernados por el PP tocados por la trama Gürtel, por la cuentas en Suiza o por la mayor deuda de España (como es el caso del consistorio de la capital).

Órgano "sectario" y "manipulado"
Tal y como ha destacado Maru Menéndez, la Cámara de Cuentas es un órgano “sectario” y “manipulado por la mayoría del PP”, del todo alejado del rigor y la profesionalidad. El caso más claro, ejemplificaba la dirigente socialista, es el nuevo informe de fiscalización de la gestión del servicio público en materia de limpieza viaria, mantenimiento de zonas verdes y recogida de residuos en Parla que presentó ayer la mayoría del PP en este órgano. Un informe, defendido por la consejera del PP Concepción Ruano, y que recibió el voto particular en contra de uno de los consejeros de la Cámara, que es una copia literal de anteriores informes y donde la mayor parte del contenido son transcripciones literales sin añadir nada nuevo.

"Cero fiscalización" para los municipios Gürtel
Menéndez destacaba que de este documento de “corta-pega” no se desprendía ninguna conclusión de alcance, pero sí se aprecian burdas manipulaciones. Y frente a esta cuarta fiscalización del consistorio parleño, “cero fiscalizaciones para ayuntamientos inmersos en la trama de corrupción Gürtel: cero fiscalización para Majadahonda, cero fiscalización para Pozuelo, o cero fiscalización para Boadilla del Monte…”, del mismo modo que no se han examinado las cuentas del Ayuntamiento de Valdemoro, después de que estos días se haya conocido que su anterior alcalde, el dirigente del PP Francisco Granados, hombre fuerte de Esperanza Aguirre, tenga cuentas en Suiza.

"Vinculación directísima" con el presidente regional
Y todo eso resulta más escandaloso aún, ha continuado la responsable del PSM, teniendo en cuenta que la consejera que suscribió el último informe de Parla, Concepción Ruano, tiene, por su entorno familiar, una “vinculación directísima” con el presidente regional Ignacio González, con los negocios del Canal de Isabel II, las concesiones de TDT e incluso la empresa de informática y comunicaciones de la Comunidad de Madrid.

“Debería cuanto menos haberse abstenido”, apostillaba Menéndez, quien ha añadido que por este motivo los socialistas exigirán en la Asamblea de Madrid la reprobación de Concepción Ruano. Será la primera vez en la historia de todas las Cámaras de Cuentas de España que se reclama la reprobación de uno de sus miembros ante este claro sesgo de parcialidad

"Acoso" a Parla
El caso de Parla, explicaba por su parte el Alcalde José María Fraile, obedece a una campaña de “acoso” a los vecinos y vecinas de esta ciudad perpetrado por el PP de Madrid a través de la Cámara de Cuentas, cada uno de cuyos informes cuesta a todos los madrileños 700.000 euros: “Cada impacto de comunicación a través de la Cámara de Cuentas del PP nos cuesta a todos 700.000 euros… Sólo para tener un titular de prensa durante unos días y acosar a los vecinos de esta Ciudad”, afirmaba.