El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha comparecido ante los medios de comunicación junto al secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, con motivo de la moción de censura que los socialistas registraron en la Asamblea de Madrid contra Cristina Cifuentes. Ambos dirigentes consideran que se trata de una cuestión de “dignidad” y “decencia” porque “la mentira no puede presidir la Comunidad de Madrid”, ha dicho Sánchez.

Franco ha subrayado que “estamos luchando contra los privilegios y valoramos por encima de todo la cultura del trabajo”, por lo que “nos sobraban motivos y razones”: “Esto no va contra Cristina Cifuentes en particular. Es un caso más en el sumatorio de casos de corrupción del PP”.

Tanto Pedro Sánchez como José Manuel Franco ha puesto el foco sobre Ciudadanos: “Una hipotética comisión de investigación no soluciona nada, solo beneficia a PP y a Ciudadanos. Es una visión cortoplacista y hay que dignificar las instituciones”, ha razonado el líder de los socialistas en Madrid.

El secretario general del PSOE ha sido más incisivo y ha interpelado directamente al presidente de la formación naranja: “El señor Rivera tendrá que demostrar si su partico nació” como adalid de “la regeneración democrática o para cubrir los casos de corrupción del PP”.

A juicio de Sánchez, la moción era necesaria puesto que Cifuentes “tuvo en su mano poner negro sobre blanco” y aclarar las dudas, pero no lo hizo: “La alumna Cifuentes no fue a clase, no hizo los exámenes, no hizo el TFM, no fue a ningún tribunal porque nunca existió y se matriculó una vez empezado el Máster”.

Con respecto a la comisión de investigación, Franco ha destacado que “son compatibles”, pero Sánchez ha matizado que “antes, la mentira tiene que salir de la presidencia de la Comunidad de Madrid”.

Dada la aritmética parlamentaria, y con el apoyo de Podemos, Ángel Gabilondo, portavoz socialista en la Asamblea de Madrid y candidato en la moción de censura, necesita al menos el apoyo de un escaño de Ciudadanos. Eso sí, el PSOE no ha aclarado si, en caso de prosperar, sería un Gobierno monocolor o se pactarán cargos con Podemos.

No vale un candidato alternativo

En relación a si el PP podría proponer un candidato alternativo a Cifuentes, el PSOE defiende que "quien ha aplaudido a González y luego a Cifuentes" no puede presidir la Comunidad de Madrid.

Mientras Sánchez y Franco comparecían, Ignacio Aguado, líder de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, ha pedido la dimisión de Cifuentes. El secretario general socialista ha sido informado en pleno directo y lo ha recibido como una buena noticia, pero cuando le han aclarado que no apoyarán la moción sino que pedirán otro candidato popular: "Es intentar aparentar que todo cambia para que nada cambie, que en esto Ciudadanos es bastante experto. Ya que toma esa decisión el señor Rivera, que la tome con todas las consecuencias".