El anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre la vuelta al embarco con Cuba y que negociaría "un mejor acuerdo" con la isla, pero sólo si hay avances "concretos" hacia la celebración de "elecciones libres" y la liberación de "prisioneros políticos", no ha sentado nada bien a los medios y personas simpatizantes del régimen cubano. 

A través de la red social Twitter y con el hashtag #CubaEsNuestra,  se ha mostrado la indignación contra la política tomada por Trump con respecto a la isla y que da un giro de 180 grados si comparamos con la que tuvo su predecesor, Barack Obama. 

El propio embajador de Cuba en España, Eugenio Martínez, reaccionó al anuncio del presidente de EEUU, asegurando que Trump se había unido "a la minoría de los norteamericanos al retornar al pasado en la relación con Cuba".