"Ya no lo es ni lo volverá a ser. No puede enunciar el discurso de la gente porque ya no es gente". Así de contundente definía la figura de Pablo Iglesias un informe interno de Podemos. Fue en abril de 2015, poco antes de las elecciones autonómicas y municipales, con el escándalo de Monedero y las informaciones sobre la vinculación con Venezuela recientes.

Eso tan de la vieja política de hacer informes sobre la percepción de sus candidatos, sobre cómo deben hablar o moverse, también se hizo con el líder de la formación morada, según publica este jueves el diario El País. Con el título Estrategia de comunicación del secretario general, los asesores de Podemos fueron contundentes con su jefe, debía cuidar hasta el más mínimo gesto y "no caer en la soberbia".
 

Ya no es gente

Una de las principales críticas que recogía el informe hacia Iglesias es que su discurso se había alejado de la gente y ya no era "gente normal" frente a la cercanía que estaba transmitiendo el líder de Ciudadanos, Albert Rivera. Además, se señalaba que el líder de Podemos estaba como "en una burbuja", siempre rodeado de su equipo, lo que da la sensación de "ser inaccesible, y de huir de la prensa y de la gente". 

Ante estos problemas, recomendaban a la joven formación política que no intentase crear un perfil de su líder que no existía, sino que volviese a sus orígenes y "dibujar un personaje público lo más parecido posible a lo que es".

Informaciones sobre Podemos

Esta información que ha publicado el diario El País, se suma a las recogidas recientemente por los grandes rotativos nacionales y que han puesto el foco sobre la formación morada. Sus divisiones internas en medio de las negociaciones de gobierno han hecho que Podemos ocupe estos días muchas páginas en los diarios nacionales. No queda claro si por luchas de poder, como los viejos partidos, o por divisiones ideológicas.