La embestida de Pablo Iglesias contra Izquierda Unida, despreciando un acuerdo entre las dos formaciones para acudir a la generales y acusando a IU de chantaje, sigue coleando. Tras el revuelo, Podemos optó primero por rebajar el tono y ahora Pablo Iglesias ha optado por negar la mayor: no insultó. En una entrevista concedida al programa 'Al Rojo Vivo' de La Sexta, Iglesias argumentó que el 'pitufo gruñón' es un "simpático" personaje de dibujos animados.

Una metáfora "cariñosa"
Tras diferenciar entre lo que representan políticamente Alberto Garzón y Cayo Lara, Iglesias justificó su duro tono con IU en un mitin explicando que cree que "el pitufo gruñón es una manera cariñosa de referirnos a todos aquellos que nos vienen criticando desde hace un año y medio" e insistió que se refería "a todas las críticas que hemos recibido desde hace año y medio y que dicen que lo hacemos todo mal". Curiosamente para el líder de Podemos el 'pitufo gruñón' es un personaje de dibujos animados "simpático".

A IU "les sonreímos"
En su giro de 180 grados respecto a las relaciones con Izquierda Unida, Iglesias considera que, aunque mientras desde esa formación política no han hecho otra cosa que criticarles, "nosotros les tratamos con cariño, les sonreímos". La dura embestida de Iglesias contra IU y el rechazo  a una lista conjunta provocó, entre otras cosas, que artistas y escritores firmaran un manifiesto en favor de la unidad de la izquierda.

Acusaciones de chantaje
Pablo Iglesias acusó a IU de 'chantaje', palabra que utilizó en el mitin, por plantear que la disgregación del voto provocaría que Podemos perdiera muchos diputados. En la entrevista concedida a La Sexta evitó utilizar esa palabra, pero insistió en que argumentar "que tenemos que ponemos de acuerdo porque si no vamos a perder muchos votos aunque no estemos de acuerdo en el proyecto político y en la estrategia de comunicación, pues mire usted, no".