El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha señalado este jueves que, si llega al Gobierno tras las generales, indultará al hombre detenido por ayudar a morir a su mujer, enferma terminal. Ha calificado de "acto de humanidad" el hecho y ha añadido que le gustaría que alguien hiciera con él lo mismo, en caso de estar en esas circunstancias.

En una entrevista en Cuatro, Iglesias se refería de esta manera a la detención de Ángel Hernández, el hombre detenido que ha suministrado a su mujer María José Carrasco una sustancia letal, supuestamente para ayudarle a morir.

Iglesias ha afirmado taxativamente que si tras el 28 de abril llegan al Gobierno, "por supuesto" que le indultarán, y ha añadido que para empezar "no debería estar detenido, ni en la cárcel". "Estoy indignado", ha resaltado.

"Me gustaría que alguien hiciera conmigo -lo mismo- si estuviera en las circunstancias de su esposa, podría verme obligado a hacerlo por un familiar, que alguien pueda ser detenido por eso e ir a la cárcel es una vergüenza", ha añadido, para luego explicar que Podemos en 2017 presentó una propuesta para despenalizar la eutanasia, y que no fue apoyada ni por PP ni por Ciudadanos. Asimismo, ha recordado que el PSOE "dijo que la sociedad no estaba preparada". "Lo que ha hecho es un acto de humanidad y no debería estar detenido ni en la cárcel, sino viviendo su duelo con dignidad", ha añadido.

Pacto con el PSOE

Durante la entrevista también ha sido preguntado por si afrontaría las negociaciones para conformar un hipotético gobierno con PSOE de manera distinta a las elecciones de 2015, Iglesias ha señalado que a un jugador no se le pide que comente el resultado del partido antes de jugarlo, pero ha añadido que tras estos años, en la formación morada han ganado experiencia y ésta "llama a la prudencia". No obstante, he defendido que lo que pidieron en esas negociaciones con el PSOE fue sensato.

En este sentido, ha recordado que a pesar de que ellos salgan a ganar las elecciones, en cualquier caso el Ejecutivo necesitará de una mínima estabilidad y "deberá ser proporcional a los votos que cada uno tenga". Además, ha advertido al resto de candidatos de que nadie se debe dar ya por ganador, y ha vuelto a apostar por un Gobierno de coalición.

Repreguntado sobre si afronta los comicios desde una perspectiva más humilde, ha indicado que le gustaría decir que sí, "pero sería arrogancia". Con todo, indica que hoy tienen más tablas, el partido está más preparado, han aprendido mucho y eso "la gente lo nota".

La conspiración contra Podemos

Sobre la trama policial que supuestamente fabricó dossieres falsos para desprestigiar a Podemos e influir en su carrera electoral, Iglesias ha indicado que es "una tomadura de pelo" que un policía como José Ángel Fuentes Gago siga trabajando para la Secretaría General de Policía, "cobrando un salario".

Además ha afeado al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que sostenga que no pueden echarle del cuerpo y se ha preguntado si el Ejecutivo socialista es un Gobierno. En este punto, ha vuelto a recalcar que el PSOE no será capaz de limpiar las cloacas y ha insistido en la necesidad de que Podemos entre en el Gobierno porque no tiene "mochila de piedras". "El problema del PSOE es que Villarejo tendría muchas cosas que contar", ha añadido.

Durante la entrevista le han preguntado ciudadanos anónimos sobre sus inquietudes, y uno de ellos, desde Valencia, le ha señalado a Iglesias que es parte de la 'casta', a lo que ha respondido que en Podemos pueden cometer muchos errores pero que no les compra nadie porque no tienen "precio". Además, ha defendido que su polémico chalet de Galapagar (Madrid) no se lo ha regalado nadie y que tiene una hipoteca a 30 años por la que él paga 900 euros al mes y su pareja, Irene Montero, otros 900 euros.