El mismo día que el CIS reflejaba el descalabro en intención de voto del PP en Cataluña, Pablo Casado se embarcaba en una nueva polémica al comentar en Twitter una foto en la que aparece haciéndose un selfie junto a un simpatizante. En la carcasa del móvil el siguiente mensaje: ″¿Qué república ni qué cojones? ¡La república no existe! ¡Idiota!”, la frase que dedicó un policía antidisturbios, el pasado 21 de diciembre,  a un agente rural que participaba en una manifestación independentista.

No contento con la imagen, el presidente del PP escribió junto a la foto: "Pues efectivamente... no existe, ni va a existir con el PP en el Gobierno". Su comentario ha incendiado la red social.