El amago de Gerardo Conde Roa de permanecer en su puesto, porque como ha dicho en la rueda de prensa, se sigue considerando “inocente” del delito contra la Hacienda Pública –no pagó 292.000 euros de IVA por la venta de unas viviendas de las que había sido promotor- , alarmó y mucho en el PP gallego, pero también en el PP nacional. La situación de los ‘populares’ no está para añadir el desgaste de la corrupción al de las medidas del Gobierno.

Feijoo tuvo que explicarse en Génova y en Moncloa
Por eso el pasado sábado Feijoo tuvo que viajar discretamente a Madrid. En Génova le habían convocado para que informara de la situación personalmente. Y así, se reunió con la dirección nacional, primero, y con el propio Rajoy más tarde. Todos ellos muy preocupados. Y de vuelta a Galicia, el domingo, el presidente de la Xunta reunió al grupo municipal del PP en Santiago para que ante todos, Conde Roa, entendiera de la gravedad de la situación y la necesidad de que diera su brazo a torcer, y se fuera.

Como apuntamos en ELPLURAL.COM el pasado viernes, Conde Roa no es un alcalde más. Su relación con el poder ‘popular’ gallego es muy grande y antigua. Igual que lo es con Núñez Feijoo.

Presidente de la Xunta y alcalde, vidas políticas paralelas
De hecho de alguna manera las carreras del ya ex alcalde compostelano y del presidente gallego, que pertenecen a la misma generación, son paralelas. Para empezar, ambos comparten padrino. Y lo comparten, de alguna manera, con el propio Mariano Rajoy. Tanto Feijoo, como Conde Roa, iniciaron su carrera política bajo el ala de Romay Becaría, el todopoderoso hombre a quien Rajoy acaba de nombrar presidente del Consejo de Estado, y que sigue teniendo enorme influencia en la derecha gallega.

El primer puesto de importancia que ocupó en la administración Núñez Feijoo fue en la Consejería de Sanidad gallega que entonces estaba bajo la responsabilidad de Romay. Como ya contamos, también fue Romay el que elevó a Conde Roa hasta ocupar el puesto de jefe del grupo municipal en Santiago. También con su padrinazgo, Feijoo y Conde Roa saltaron de la política gallega a Madrid, donde fueron diputados y pasaron el primero a ocupar el cargo de director de Correos, y el segundo consejero de RTVE.

La concesión de los terrenos fue cosa de Feijoo
La relación entre los dos protegidos de Romay se mantuvo en los años siguientes. Una prueba que han desvelado a ELPLURAL.COM en fuentes políticas de Galicia: fue Feijoo, como consejero de Política Territorial, Obras Públicas y Vivienda de la Xunta quien adjudicó a la empresa de Conde Roa los terrenos donde éste construyó las viviendas que, por no haber pagado el IVA correspondiente, le han costado la imputación del juez y el final de su carrera política. Una concesión de terrenos, por cierto, que según han desvelado a este periódico, llegó sólo después de que otra empresa que había ganado la concesión por haber presentado mejor oferta, renunciara a su adjudicación.