Lo que Ciudadanos no ha contado de su pacto con los ultras de Vox

Este jueves, Ciudadanos se hacía con la presidencia de la Mesa del Parlamento de Andalucía. Un puesto que ya ocupa su diputada Marta Bosquet tras pactar con el Partido Popular y Vox, asumiendo así las condiciones que el partido de extrema derecha había impuesto.

“No ha sido fácil (…) Lo más complicado era lo más obvio: que entendiesen que no íbamos a aceptar ese desprecio, ese ninguneo (…) La última condición era que nos pidieran formalmente el voto, porque no se dignaban ni a pedirnos ese voto”, explicaba el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, minutos después de que se oficializase el acuerdo entre las derechas en Andalucía.

Cs fracasa en su primer intento de blanquear el apoyo de Vox

PP y Ciudadanos no podían desairar a Vox y no lo han hecho. El partido ultraderechista ha obtenido, como quería, uno de los siete puestos de la Mesa del Parlamento y a cambio ha hecho posible con sus 12 votos que la diputada naranja Marta Bosquet sea desde este jueves presidenta del Parlamento andaluz.

La estrategia narrativa de Cs ha sufrido en la sesión plenaria de hoy un percance serio aunque no irreparable. La temida foto con Vox está más cerca después de que la aritmética haya visibilizado la alianza de hecho entre ambas formaciones. El poder cuesta y los de Albert Rivera ya han empezado a pagar.

Toda la sesión se ha desarrollado bajo la atenta mirada de los secretarios generales a nivel nacional del PP, Ciudadanos  y Vox, Teodoro García Egea, José Manuel Villegas y Javier Ortega Smith, sentados en la tribuna de invitados tras haber jugado días atrás un papel protagonista en la negociación.

Albert Rivera sobre pactar con los ultras: “Cuando se pone sobre la mesa ese dinero te lo planteas”

Albert Rivera sobre pactar con los ultras: “Cuando se pone sobre la mesa esa cantidad de dinero te lo planteas”

Este jueves, Ciudadanos se hacía con la presidencia de la Mesa del Parlamento de Andalucía. Un puesto que ya ocupa su diputada Marta Bosquet tras pactar con el Partido Popular y Vox, asumiendo así las condiciones que el partido de extrema derecha había impuesto.

“No ha sido fácil (…) Lo más complicado era lo más obvio: que entendiesen que no íbamos a aceptar ese desprecio, ese ninguneo (…) La última condición era que nos pidieran formalmente el voto, porque no se dignaban ni a pedirnos ese voto”, explicaba el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, minutos después de que se oficializase el acuerdo entre las derechas en Andalucía.

Marta Bosquet, presidenta del Parlamento andaluz gracias a los votos de Vox

La diputada de Ciudadanos por la provincia de Almería Marta Bosquet ha sido elegidapresidenta del Parlamento andaluz con un total de 59 votos de los 109 parlamentarios andaluces, en el transcurso de la sesión constitutiva de la XI Legislatura autonómica.

Estos votos responden al acuerdo cerrado entre el Partido Popular, Ciudadanos y Vox, dado que sus parlamentarios suman los 59 apoyos que ha cosechado la candidatura de Marta Bosquet (26, 21 y 12, respectivamente). La candidata de Adelante Andalucía, Inmaculada Nieto, ha conseguido 50 votos, que responden a los que suman los parlamentarios del PSOE-A y de la confluencia, 33 y 17 diputados, respectivamente.

Dos parlamentarias han disputado la Presidencia de la Cámara dado que solo Cs y Adelante Andalucía han presentado una candidata para el puesto, Inmaculada Nieto en el segundo caso. El PSOE-A ha optado por no presentar ninguna candidatura apelando a la "pluralidad y a la generosidad que requiere un momento como éste", mientras que el PP-A y Vox tampoco han optado a este puesto, si bien esto responde al acuerdo que han cerrado con Ciudadanos para el reparto de la Mesa. De esta manera, Bosquet se convierte en la tercera presidenta del Parlamento andaluz en la historia de la autonomía, tras los casos de las socialistas Mar Moreno y Fuensanta Coves.

Primera medida de PP y C's tras su pacto con Vox: 350 millones menos a Andalucía

Este jueves en el Senado, el Partido Popular votará en contra de ampliar el margen de déficit del Estado y conceder así más dinero para gastar a las CCAA, que en el caso de Andalucía rondaría los 350 millones de euros. Por tanto, esta comunidad se quedaría sin esta cantidad de dinero tras el pacto entre PP, Ciudadanos y Vox. Así lo ha indicado Ander Gil, portavoz del PSOE en la Cámara Alta. 

Gil, en otro sentido, ha asegurado que el partido que tiene que hacer una reflexión "al cubo" por su resultado en las elecciones andaluzas es Ciudadanos, por haber quedado como tercera fuerza y ser "alfombra naranja de la ultraderecha" en esa comunidad, tras su pacto con PP y el apoyo de Vox.

En declaraciones en el Senado, y preguntado si el PSOE andaluz debe realizar y cuándo esa reflexión por su pérdida de escaños y del Gobierno autonómico tras casi 40 años, Gil ha dicho que su partido "sin duda" está analizando ya lo ocurrido, pero ha añadido que fue "la fuerza ganadora".